Policiales

Golpe al corazón de la noche raver

La banda de proveedores VIP de éxtasis: miles de pastillas secuestradas y un policía detenido

En los 14 allanamientos fueron secuestradas unas 5.500 píldoras con un valor en el mercado minorista superior a los 13 millones de pesos. Ocho personas detenidas, entre ellas el hijo de un jefe policial retirado. Autos de alta gama, seguimiento redes sociales, los detalles de la investigación


Cristales y pastillas por un valor de 15 millones de pesos, calculan el secuestro.

A horas de una doble fecha en Córdoba del artista más convocante de la música electrónica en la Argentina, el DJ Hernán Cattaneo, mentado como el Indio Solari de ese palo musical, un operativo de la División Antidrogas de la Policía Federal (PFA) desbarató una organización que acondicionaba y vendía drogas de diseño como pastillas de éxtasis y los llamados cristales de Mdma en Rosario. En total, 8 personas fueron arrestadas este miércoles durante 14 allanamientos donde fueron secuestradas casi 6 mil píldoras, la mayoría con el logo de Instagram y de circulación reciente en el ambiente raver. Por el mediodía, los detenidos –6 hombres y dos mujeres– fueron trasladados a la sede local de la Federal de avenida Francia y 9 de Julio. Entre ellos hay un policía que actualmente trabajaba en una comisaría del Gran Rosario y es hijo de un ex jefe de la Policía de Rosario.

La investigación encabezada por la Fiscalía Federal N° 1 de Rosario a cargo de Javier Arzubi Calvo incluyó intervenciones telefónicas, pesquisas en redes sociales e incluso seguimientos en fiestas electrónicas y fotos en instancias donde los sospechosos se entregan paquetes con lo que se presume era dinero o drogas, confiaron fuentes del caso.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Todo ello empezó a desandarse a partir de la detención en febrero pasado del policía Nicolás Balzi, un suboficial de 25 años que tenía funciones en la comisaría 2ª de Cañada de Gómez. Al menos como trabajo formal.

En Rosario, el joven, ex fisicoculturista, oficiaba de dealer de cristales y éxtasis, de acuerdo a la acusación del fiscal Arzubi Calvo. Lo hacía con desparpajo. Tenía una foto de su cara en Whatsapp, aceptaba trasferencias por CBU y en su Instagram abierto se lo podía ver en fiestas electrónicas, e incluso tenía fotos de uniforme. El combo perfecto para que un buche lo delatara ante sabuesos de la Federal cuando estaba pronto a cerrar una venta de 50 pastillas MDMA a 75 mil pesos, según indicaron voceros policiales en febrero.

Detuvieron a un policía santafesino que vendía drogas de diseño en fiestas electrónicas

A partir de marzo, la investigación de la Fiscalía 1 continuó para dar con los proveedores de Balzi. La pesquisa tomó impulso a fines de abril, otra vez, por el dato de un informante. También hubo un aporte de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar) –a cargo de Diego Iglesias–. La información señalaba a personas “vinculados con el ambiente de gimnasios y fiestas electrónicas”.

Allanamientos en Roldán, Funes y Rosario por banda narco de droga de diseño que integran policías

Este miércoles, los indicios llevaron a los 14 operativos en la ciudad, Roldán y Funes ordenados por el titular del Juzgado Federal 3, Carlos Vera Barros donde ocho personas quedaron detenidas.

Entre los apresados se destaca Emilio “Emi Trix” Tisera, registrado como monotributista categoría C y propietario de un BMW, además de habitante de un departamento de los Condominios del Alto, en el coqueto Puerto Norte, y señalado como cabecilla del grupo. Y Leandro Miranda, un policía de Santa Fe, ex detective de la Policía de Investigaciones (PDI), e hijo de un ex jefe de la Unidad Regional II del Departamento Rosario. Este joven uniformado oficiaría como una suerte de custodio de Tisera.

También fueron detenidos Julieta V., la pareja instagramer de Tisera; Pablo P., sindicado como vendedor; Federico “Kayakista” R., supuesto comercializador a mediana escala; Benjamín B., señalado como un “reconocido dealer” de drogas y acopiador; su pareja M. y Francisco S., presunto revendedor de Tisera.

En los 14 allanamientos fueron secuestradas unas 5.500 pastillas con un valor en el mercado minorista superior a los 13 millones de pesos. Gran parte de las píldoras estaban en un departamento de San Lorenzo al 1600 y al menos la mitad corresponde al sello Instagram. Otros tenían logo de Uber, FortNite, Mastercard y Tesla.

Además de unos 140 gramos de cristales, cuyo gramo oscila los 10 mil pesos; cogollos de marihuana (se anunció el desbaratamiento de un indoor), tres pistolas, algunos autos de alta gama, 823.400 pesos, 1.211 dólares, 210 euros.

El timing de los allanamientos solicitados por la Fiscalía no fue al azar: “Se presume que la estructura criminal se encontraría efectuando maniobras a fin de proveerse de cantidades considerables de material ilícito a los fines de comercializarlo días previos o bien durante «importantes fiestas electrónicas»” que se llevaran a cabo este fin de semana largo, dijeron fuentes con acceso al expediente.

Comentarios