Policiales

Violencia en barrio Tablada

La banda de los Funes suma integrantes: imputaron a un aspirante a tiratiros

Se trata de un joven que tuvo que esperar su turno para pertenecer al clan hasta que entró como brazo armando. Su bautismo de fuego fue la balacera contra la casa de Centeno al 100, por la que fue acusado por la Fiscalía y que le sumó la atención del histórico búnker de Chacabuco al 4100


Alejandro Luis “Pipi” G. tiene apenas 19 años y está señalado como un integrante más de la banda de Alan Funes. Este miércoles fue imputado en el Centro de Justicia Penal donde quedó detenido preventivamente. Para la fiscal Valeria Haurigot fue autor material de hechos violentos endilgados a la banda que tiene a su cabecilla tras las rejas y atendía un histórico punto venta de estupefacientes de barrio Tablada.

La banda de los Funes, que supo juntar fuerzas con René Ungaro, llevó adelante desde 2016 hasta finales de 2019 una lucha sin cuartel por el territorio en la zona sur contra su archienemigo, Alexis Caminos. Una vez presos los hermanos Funes, Alan siguió operando desde la cárcel donde junto a su pareja Jorgelina “Chipi” Selerpe y otros integrantes formaron una banda delictiva que funcionó desde el 19 de septiembre de 2021 hasta la fecha, contó Haurigot.

A finales de marzo, Alan y 15 integrantes de la banda fueron imputados. Como Alan está condenado a 35 años de cárcel por asociación ilícita, abuso y portación de armas, dos tentativas de homicidio y un asesinato y en el fuero federal a 9 años, lo sindicaron en esta última acusación de comandar desde la cárcel federal de Ezeiza y recibir reportes continuos de las andanzas delictivas del grupo que dirigía. Para la fiscal esta organización criminal procuró ocupar y dominar sectores y barrios de la ciudad y excluir de allí a bandas antagónicas con el fin de obtener beneficios económicos producto de diversas actividades ilícitas.

Su hermana, menor de edad, era quién se encargaba de hacerle llegar la información, su teléfono proveyó importante data a la pesquisa tras su secuestro en un aguantadero en el marco de un allanamiento por homicidio, de las actividades del grupo.

Tiratiros

En relación a Pipi G., la funcionaria lo imputó como uno de los gatilleros del grupo que actuaba por orden de Alan Funes además de atender el reconocido búnker de Chacabuco 4148.

En el teléfono de la hermana de Alan se registró un video de fecha 3 de octubre pasado. La filmación muestra una balacera contra una vivienda de Centeno al 100, donde dejaron una nota: “Comunicate porque la próxima te pegamos a vos o a tu hija. Atte: la mafia”. Allí fue identificado el imputado mientras gatillaba en 10 oportunidades, contó la Fiscalía.

De las conversaciones surgió que este joven esperaba que Alan, de 23 años, le diera una oportunidad para sumarse a la banda, refirió una fuente.

Este miércoles tras la imputación y a pedido fiscal, el juez Nicolás Foppiani dictó la prisión preventiva del joven por el plazo de ley.

El teléfono secuestrado a su hermana, registro de la actividad criminal del convicto Alan Funes

Comentarios