Asociativismo

Otra economía

La Asociación Cooperativa Internacional hizo pie en Rosario

Ariel Guarco, máxima autoridad de la entidad desde 2017, hablaó en el marco de la segunda Expocoop


Ariel Guarco, presidente de Alianza Cooperativa Internacional.

Ariel Guarco, elegido máxima autoridad de la Alianza Cooperativa Internacional en 2017, pasó por Rosario

En el marco de la segunda edición de Expocoop, el congreso santafesino de cooperativas que cerró su funcionamiento ayer por la tarde, una las visitas más esperadas era la de Ariel Guarco, presidente desde 2017 de la Alianza Cooperativa Internacional (ACI).

En un auditorio colmado Guarco desarrollo una exposición de profundo corte reflexivo el cual recorrió los desafíos del mundo cooperativo sin dejar de enmarcarlo en un contexto global por demás complejo.
Así, el presidente de la ACI planteó:

  • El cuidado de la casa común, del planeta, del ambiente. Tenemos que cambiar las reglas internacionales que hacen que este planeta vaya en una dirección que no tiene salida. Debemos cambiar esa lógica de producción, distribución y consumo. Así estaremos dando verdaderos pasos y señales a una eficaz defensa del cuidado del medio ambiente.
  • Reconocer que existe un sistema financiero que no está al servicio del desarrollo del hombre sino que está al servicio de la especulación. Debemos romper la subordinación que sufre la economía real respecto del sistema financiero especulativo. Este es un tema de todos. Desde la ACI estamos trabajando en una herramienta cooperativa para asegurar que el ahorro de los asociados o de los habitantes de una comunidad vuelva a esa comunidad a través de financiación de proyectos que vayan en pos del desarrollo de esas comunidades. Pero también tenemos que cambiar a quienes nos auditan, a quienes nos analizan, a quienes no dan los parámetros de riesgos. Y para eso debemos cambiar las normas que rigen el sistema financiero internacional. Sé que suena utópico, pero estamos en un movimiento que hizo de la utopía el motor de su crecimiento.
  • Reclamar el trabajo decente como norma. Coincidimos cola Organización Internacional del Trabajo (OIT) en que el trabajo tal y como lo conocemos va a desaparecer. Desde la OIT están mirando a las cooperativas como verdaderos laboratorios, incubadoras de nuevas formas de trabajo. Nos tenemos que hacer cargo de eso. Tenemos que profundizar nuestro modelo de trabajo autogestionado, de trabajo pensado en la gente y desde la gente.
  • La construcción de un mundo en paz. No es la pobreza lo que genera los conflictos, es la inequidad. Es la cuasi certeza que tienen algunas personas de que su vida nunca va a ser mejor, de que no existen posibilidades de desarrollo, de que nunca va a alcanzar un nivel de vida digno. Las guerras son producto de la inequidades. Las cooperativas tenemos un gran trabajo que hacer allí. Porque la construcción de la paz es una construcción que nosotros entendemos es de base cooperativa.
    A modo de cierre de la jornada de debate de la Expocoop Guarco remarcó: Es un mundo muy exigente y muy dinámico. Nosotros podemos quedarnos quietos, permanecer indiferentes. Creo que los cooperativistas tenemos la respuesta: hay que construir otro tipo de economía integrada por empresas cuyo norte no sea la maximización del beneficio sino responder a las necesidades que tiene la población. Con la lógica del servicio por sobre la rentabilidad. Creo que el principal aporte que podemos dar las cooperativas para dar una respuesta sistémica a las recurrentes crisis, es construir otra economía, una economía con raíces para darle más firmeza a nuestra comunidad, para sentirnos menos vulnerables.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios