Espectáculos

"Siempre es tarde" se estrena el viernes

La amistad en primer plano

El realizador español radicado en la ciudad, Patricio Carroggio, contó detalles del film que resultó ganador de Espacio Santafesino


Una película de ideas sencillas. Un momento en la vida de dos amigos. Una pequeña historia que podría ser más grande. Así define el realizador audiovisual Patricio Carroggio a su último largometraje titulado Siempre es tarde. El director, oriundo de España pero radicado en Rosario desde 2008, ganó con este film el concurso de Espacio Santafesino en la categoría largometraje en producción. Este viernes el film tendrá su estreno oficial en el Cine Público El Cairo (Santa Fe 1120) donde el realizador y los actores se reunirán con el público local antes y después de la proyección de la película que comenzará a las 20.30.

María Eugenia Solana, Gustavo Maffei, Franciso Fissolo y María Zulema Amadei son los protagonistas de Siempre es tarde, una película que cuenta la historia de Eugenia y el Flaco, dos amigos desde la adolescencia que mantienen una relación entre ser amigos y amantes.

Los dos están viviendo un momento de cambio en sus vidas. Eugenia está mudándose de ciudad y perdiendo la relación con su novio. El Flaco se está separando de su pareja y se plantea relaciones más abiertas.

Esta historia surge de Gustavo Maffei y Eugenia Solana, los actores. “Ellos querían filmar algo y me convocaron”, relató el director a El Ciudadano. “Comenzamos filmando unas escenas improvisadas y todo se fue dando hasta llegar al largometraje”, explicó Carroggio.

“No es una película para el gran público pero seguramente va a haber gente que se va a identificar no sólo con la historia sino también con la manera de hacer cine”

Los actores son amigos en la vida real, los personajes de la película reflejan un poco esa amistad. “Es una relación de dos personas que todos podemos haber vivido en algún momento. Es una muestra, no una crítica, de ese tipo de relaciones, de cómo dos personas se relacionan conociéndose desde hace muchísimos años”, agregó quien también ejerce como músico y fotógrafo en la ciudad.

La película fue filmada de una manera muy particular: “Está improvisada desde el principio. Nos hay ningún diálogo escrito”, contó el realizador. “A medida que íbamos construyendo los personajes y las escenas, la historia iba decantando poco a poco. Así que la cámara y las cuestiones técnicas están también en ese nivel, analizadas en el momento de filmar. Después la edición si llevó mucho más trabajo”, apuntó.

“No es una película para el gran público pero seguramente va a haber gente que se va a identificar no sólo con la historia sino también con la manera de hacer cine”, dijo Carroggio.

Este tipo de cine se inscribe en una tradición que data de los años 60. “Cuando salieron los fílmicos de 16 milímetros, con las cámaras chicas, se empezó a filmar de una forma mucho más simple. Pasando por el Dogma del norte de Europa de los años 90 hasta realizadores más específicos como (Raúl) Perrone u otros realizadores de ahora que ya filman en digital”, contó quién también confesó interés por la forma de producir de las primeras películas de (José) Campusano, entre otros realizadores locales.

Si te gustó esta nota, compartila