Gremiales

Primera pulseada

La agroexportadora Bunge acató la conciliación obligatoria

Tras el dictamen de la cartera que preside el ministro Jorge Triacca, a las cinco de este jueves  los trabajadores aceiteros ingresaron a la planta.


Foto: Gentileza Agenhoy

La empresa agropexportadora Bunge acató este jueves la conciliación obligatoria dictada el miércoles por el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, en el marco del conflicto del despido de 60 trabajadores del complejo en Ramallo, nucleados en la Federación de Aceiteros.

Tras el dictamen de la cartera que preside el ministro Marcelo Villegas, a las cinco de este jueves los trabajadores aceiteros ingresaron a la planta.

Desde la Federación que representa a los trabajadores dijeron que el 2 de agosto próximo se llevará a cabo una nueva audiencia en la sede del Ministerio de Trabajo en San Nicolás.

La empresa Bunge, una de las más importantes del sector agroexportador de la Argentina, despidió a 95 trabajadores de la planta de Ramallo: 60 de los empleados afectados por la decisión patronal están agrupados en el sindicato de Aceiteros y los restantes en el de Químicos.

 

El conflicto

En diálogo con El Ciudadano el secretario general de la Federación de Aceiteros, Daniel Yofra, explicó que en el complejo de Ramallo trabajan 160 personas afiliadas al gremio que representa y otras 150 cubiertas por otros convenios y sindicatos.

Según precisó Yofra, la empresa adujo “problemas financieros que llevaron a tomar la decisión de los despidos, pero no hicieron el pedido de Procedimiento Preventivo de Crisis en el Ministerio de Trabajo, que se debe realizar en esas situaciones”.

“Se trata de una de las empresas que más dinero recaudó en estos últimos dos años. En 2016, facturó 23 mil millones de pesos y 46 mil el año pasado. En este ámbito político, además, se han visto favorecidas. Creo que lo que están haciendo es adoctrinar, con un modelo económico y político que protege a estas empresas y que parece estar de acuerdo con que se tomen este tipo de medidas. No veo otro motivo”, dijo Yofra.

El referente de aceiteros consideró que “si bien a las empresas agroexportadoras se le presentan problemas con la materia prima y tienen menos material para producir, esa situación no es algo que le afecte en la economía”.

“Demás está decir que este sector económico fue el más favorecido con la política económica del gobierno nacional, tanto con la quita de retenciones como con la reciente y anteriores devaluaciones”, sostuvo.

Desde la Federación de Aceiteros hicieron la denuncia de los despidos en el Ministerio de Trabajo de la Nación y está prevista una audiencia en la sede de la cartera en San Nicolás, en los próximos días.

“Denunciamos este accionar ilegal y estamos decidido a llevar  acabo todas las medidas que sean necesarias para defender las fuentes de trabajo”, concluyó.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios