Política

Entrevista

“La agenda de los medios está alineada con el gobierno”

El especialista en comunicación política Luciano Galup señaló que "lo que se discute en las redes sociales es lo que imponen los medios tradicionales". Pese a eso, el especialista advirtió que cada vez es más complicado construir relatos de ”la pesada herencia”.


Galup consideró que el gobierno nacional “intenta construir una agenda favorable”.

El gobierno nacional y la oposición entraron en una dura pugna por el manejo de la agenda. Los temas que discute la sociedad pueden ser favorables a uno u otro sector y la batalla se da en distintos escenarios, pero fundamentalmente en los medios de comunicación (principalmente los programas televisivos con más audiencia) y las redes sociales.

En diálogo con El Ciudadano, el especialista en comunicación política Luciano Galup consideró que el gobierno nacional “intenta construir una favorable”, pero “no es que inventa los temas para tapar otros”.

Por otra parte, consideró que la política y los medios de comunicación “están en tensión permanente”, ya que “un medio no puede estar todo el tiempo siendo la voz oficial de un gobierno”.

—¿El gobierno busca instalar temas más transversales para tapar otros que le son incómodos?

—No es tan lineal. Hay una disputa por la agenda y el gobierno intenta siempre construir una favorable, que genere una discusión más amigable o al menos no tan hostil. Pero no es que inventa los temas para tapar otros.

—¿Cómo se articula la agenda política con la mediática?

—Están en tensión permanente. Los niveles de acuerdo varían en función de la etapa histórica y de la simpatía de los medios con determinado espacio político. La negociación es constante porque un medio de comunicación no puede estar todo el tiempo siendo la voz oficial de un gobierno, por eso debe encontrar la forma de construir una distancia. Este es un momento en el que la agenda de los principales medios está muy alineada con el gobierno nacional. Pero en esa sintonía también se dan momentos de tensión. A media de que el gobierno avanza en su gestión y se aleja de la etapa kirchnerista tiene más complicado construir relatos periodísticos vinculados a los que se conoció como la pesada herencia. En ese sentido, se empiezan a ver una serie de temas que le reclaman al gobierno soluciones.

—¿Los medios pueden manipular a la audiencia?

—Se suele pensar a los medios como manipuladores que construyen lo que hay que pensar pero esto no es así. Lo que sí es cierto es que los medios construyen encuadres interpretativos. O sea, son los que definen de qué temas se puede hablar y en qué marco.

—¿Las redes sociales ya son más fuertes que los medios tradicionales?

—Las redes sociales están en condiciones de imponer temas pero en definitiva lo que se discute en las redes es lo que imponen los medios tradicionales. Las redes sociales son un territorio nuevo en el que obviamente se disputa la agenda.

—¿Existen los trolls en las redes?

—Sí. Pero no creo que los tenga Marcos Peña en su oficina. Existen grupos más alejados de los centros de poder de los partidos políticos que tienen este tipo de prácticas. Se puede comprobar cómo actúan en las redes y hay grupos fuertes vinculados al oficialismo que trabajan de esta manera.

—¿Son militantes o trabajan de esto?

—Pueden ser espacios militantes, iniciativas privadas contratadas para tal fin e incluso gente suelta con veinte cuentas de Twitter. No hay un comando único de cibertropas.

—Teniendo en cuenta el formato de la última campaña electoral ¿Crees que ya hay un triunfo del método Durán Barba?

—La comunicación política emocional vinculada a las pequeñas historias y los políticos cercanos no es un invento de (Jaime) Duran Barba. Hay una tendencia mundial a dejar de lado los grandes posicionamientos ideológicos y apostar a construir estrategias de comunicación más vinculadas a lo emocional. La comunicación de Cambiemos fue muy eficaz desde la experiencia en la ciudad de Buenos Aires en adelante. Esa eficacia generó una renovación en los relatos de comunicación política en la Argentina y cada partido lo reinterpreta y lo aplica a su manera.

El cantito que “debería preocupar al gobierno”

Los cantos con insultos contra el presidente Mauricio Macri en los estadios del fútbol argentino “deberían preocupar al gobierno”, según el análisis de Galup. “Es algo que está muy vinculado a la viralidad de las redes y a la cultura popular de la cancha que lo transforman en algo complicado de controlar”.

Incluso, consideró que las razones de la expansión del canto no sólo responden a un descontento con el presidente, sino también al efecto contagio. “Es de fácil repetición, pegadizo e incorpora rebeldía. Eso hace que mucha gente que apoya al gobierno también cante”, dijo.

“Casi nada de lo que hagan va a contribuir a frenarlo sino que, por el contrario, aumentará su volumen. Además, el canto tiene un vacío conceptual que hace difícil darle respuesta porque no es que están reclamando algo concreto. Es sólo un insulto”, consideró Galup.

BROTES VERDES

Luciano Galup será parte del programa de televisión “Brotes Verdes”, que se estrenará este lunes a las 22 en la señal de cable C5N, con la conducción del periodista especializado en economía Alejandro Bercovich. “Intentaremos analizar las discusiones que se dan en las redes sociales sobre lo que sucede en el país”, adelantó el especialista en comunicación política a El Ciudadano. El nuevo ciclo que se inicia mañana presentará informes, entrevistas y debates vinculados a la política y a la economía nacional. Por supuesto, habrá una permanente interacción con la audiencia a través de las redes sociales.

Si te gustó esta nota, compartila