El Hincha, Newell's Old Boys

Panorama rojinegro

Kudelka está obligado a un cambio, pero puede meter alguna otra variante

La Lepra comenzó a trabajar de cara al cotejo del próximo sábado a las 17.10 ante Godoy Cruz en Mendoza, y si bien Kudelka está obligado a realizar al menos un cambio, no sería extraño que pueda realizar alguna otra variante, más allá de que el equipo arrastra dos victorias consecutivas


La Lepra comenzó a trabajar de cara al cotejo del próximo sábado a las 17.10 ante Godoy Cruz en Mendoza, y si bien Kudelka está obligado a realizar al menos un cambio, no sería extraño que pueda realizar alguna otra variante, más allá de que el equipo arrastra dos victorias consecutivas.

Hay una realidad en este torneo, está a la vista y el propio entrenador se encarga de puntualizarla partido a partido. Newell’s tiene buenas presentaciones en los partidos donde tiene mayor posesión de pelota, donde puede manejar el trámite. Pasó en los dos partidos con Lanús, y en los dos primeros tiempos en el Coloso con Boca y Talleres. Cuando la pierde, cuando el rival impone condiciones, y en especial cuan-do tiene que correr detrás de la pelota, en general la pasa mal. Incluso cuando termina ganando, como sucedió el sábado ante Estudiantes.

“No jugamos en el nivel de posesión que pretendemos, corrimos mucho detrás de la pelota. Valoro el esfuerzo, aunque estamos en déficit con la posesión de un partido a otro”, comentó el DT tras el 1-0 frente a Estudiantes. Una semana antes, tras derrotar a Lanús, el propio Kudelka había destacado: “Cuando tenemos la pelota somos un equipo poderoso”.

Frente a esta situación, la preocupación del entrenador es lograr ese equilibrio, conseguir que el equipo sea más regular. Y no depender tanto de lo que imponga o deje hacer el rival. En ese sentido, no hay dudas que el termómetro de juego para Newell’s es Pablo Pérez, cuando el mediocampista impone condiciones, el equipo juega y domina. Y los rivales lo saben, por eso el sábado Estudiantes le puso a Iván Gómez como una sombra, para que Pérez no tenga espacios ni comodidades. Y Newell’s lo sintió.

Hubo una mejoría en el medio con el ingreso de Jerónimo Cacciabue, que además del gol, aportó despliegue. Pero el Aviador aún no está en esa plenitud física que lo destaca y por eso el sábado Kudelka lo cambió temprano, por un Moreno que se muestra mejor cuando ingresa desde el banco que cuando le toca ser titular.

Difícilmente el DT cambie nombres de mitad de cancha hacia arriba. Conforme con lo que aportan Francisco González y Sebastián Palacios, y sin un nueve, a Maxi le queda jugar de falso centrodelantero, posición que no le resulta muy cómoda, aunque hoy parece la mejor opción para esta estructura que intenta proponer Kudelka.

El cambio obligado será en defensa. La expulsión de Manuel Guanini pondrá en cancha otra vez a Fabricio Fontanini, quien había dejado el equipo por bajos rendimientos. Kudelka sigue sin lograr estabilidad en la zona del primer zaguero, y la único que le faltaría probar es a Manuel Capasso, pero hay que ver si el entrenador se anima a hacerlo ahora, o prefiere confiar en la experiencia de Fontanini.

La otra variante posible es en el lateral derecho. Facundo Nadalín no logra asentarse en este torneo, pero Gabrielli perdió su lugar tras ser expulsado ante Boca, y el sábado ni siquiera estuvo en el banco (¿castigo del cuerpo técnico?). Habrá que ver qué decide Kudelka frente al Tomba.

Comentarios