Ciudad, Edición Impresa

Vulnerable

Kevin, quien padece leucemia, necesita un hogar

Es un nene de 5 años que padece leucemia y desde hace tres meses está internado en el hospital Centenario: no vuelve a su casa porque no tiene las condiciones necesarias para recuperarse.


Kevin Aquino tiene 5 años y desde mayo pasado sufre de leucemia. Su mamá, María Pérez, de 25 años, necesita que la ayuden a conseguir una vivienda adecuada para afrontar en mejores condiciones la delicada situación de salud por la que está atravesando su hijo. De esa manera, una vez que el chico reciba el alta médica en el hospital Centenario, donde está internado, podría continuar con su recuperación en un lugar acorde.

“Mi hijo hace más tres meses que está internado en el hospital. Le diagnosticaron leucemia linfoblástica aguda (es un cáncer de crecimiento rápido de un tipo de glóbulo blanco llamado linfoblasto). La médica oncóloga me dijo que reacciona muy bien a la quimioterapia y ya puede volver a mi casa, pero no lo podemos traer porque la casa no está en las mejores condiciones”, explicó María.

La vivienda donde viven los Aquino, en barrio Empalme Graneros, es humilde, fría, chica y además Kevin tendría que compartir la habitación con sus hermanitos y el tratamiento no se lo permite, ya que necesita estar en una habitación aislado del resto de la familia.

“Necesitamos que nos ayuden para poder terminar la casa de material que estamos construyendo, que está al lado de la que vivimos ahora. El Estado nos ayuda con 3.800 pesos por mes para un alquiler hasta terminar la casa”, apuntó la mamá de Kevin, quien le contó a El Ciudadano que el 21 de mayo pasado, mientras su hijo estaba jugando a la pelota, se dio cuenta de que no era el mismo de siempre: lo notaba muy decaído. Esa misma noche, cuando se fue a dormir, comenzó con vómitos.

“Lo llevé a su pediatra y le conté el estado de mi hijo. Le hicieron unos estudios de sangre y se los volvieron a repetir por si daban alterados, y salieron iguales que los anteriores. De allí lo derivaron al hospital Centenario y siguió con el tratamiento”, detalló María.

La familia de Kevin está integrada por su mamá, su papá Iván (24), dos hermanas –Maia de casi 2 años y Dariana de 8–; también su abuela materna, dos hermanos de su mamá y un tío. Todos viven en la misma casa de calle French al 6600.

El papá de Kevin es ayudante de albañil y hace dos semanas que se quedó sin trabajo. Su mamá es ama de casa y viven de lo que puede aportar su tío para poder comer todos los días.

“Kevin no quiere estar más en el hospital. Hace más de tres meses que está internado. A mí me dice que quiere volver a jugar a la pelota y poder ver a sus hermanas”, contó su mamá.

Para el que quiera y pueda colaborar con la familia de Kevin, puede comunicarse a los teléfonos 153-368504 o al 156-55-5490.

Comentarios