Edición Impresa, Política

Justicia suiza investiga por lavado de dinero a Moyano

Desde el país europeo solicitaron informes sobre las causas que el líder de la CGT tenga en la Argentina.

El secretario general de la CGT, Hugo Moyano, su hijo Pablo, y su entorno familiar son investigados por lavado de dinero en Suiza, donde el Ministerio Público Fiscal pidió a la Justicia argentina que envíe informes sobre las causas que hay en el país contra el líder camionero.

Fuentes judiciales informaron que el exhorto ingresó en la Cámara Federal, vía Cancillería, y resultó designado el Juzgado Federal N°5, a cargo de Norberto Oyarbide.

La causa suiza surgió a partir de la detección de una cuenta a nombre de la firma Covelia, cuyo dueño es el empresario Ricardo Depresbiteris, aunque se sospecha que tiene vínculos con los Moyano.

Covelia nació durante la crisis de 2002 y se encarga de la recolección de los residuos en buena parte de los municipios del conurbano bonaerense, con una facturación millonaria, aunque Depresbiteris niega tener relación con el titular de la CGT.

El oficio recayó en el juzgado de Oyarbide, quien investiga a Moyano y la obra social de los camioneros en la causa por la llamada mafia de los medicamentos. Moyano es investigado por los expedientes que la obra social del gremio  (Oschoca) presentó ante la Administración de Programas Especiales (APE) del Ministerio de Salud para cobrar reintegros por presuntos tratamientos médicos otorgados a sus afiliados.

Esa parte de la investigación está a cargo del juez federal Claudio Bonadío, que no sólo trata de determinar si la obra social de los camioneros defraudó al Estado mediante el cobro de reintegros, sino que ahora estudia si incurrió en el delito de administración fraudulenta, a partir de la denuncia que presentó la ex ministra de Salud, Graciela Ocaña.

Desde Suiza pidieron conocer detalles de las causas penales que registran los Moyano en Argentina, para después determinar si esa información puede servirle para establecer si incurrieron en lavado de dinero. Desde el juzgado de Oyarbide librarán en las próximas horas oficios a todos los juzgados federales penales de la Capital Federal (en total son doce) para que informen con qué causas cuenta Moyano en el país.

De todos modos, por una causa conexa con ésa de los medicamentos Moyano ya es investigado por lavado de dinero en la Argentina por el juez federal Ariel Lijo.

Lijo investiga una serie de operaciones financieras sospechosas, entre ellas varios cheques de la obra social de Camioneros, la mutual de ese sindicato y de Droguería Urbana, entre otras organizaciones vinculadas con la mafia de los medicamentos.

Hasta el momento, los peritos determinaron que los troqueles que presentó la obra social distaban de los veraces no sólo en la impresión, sino en otras marcas, y en el sistema utilizado para la impresión de las cartulinas. A su vez Moyano es investigado en otra causa que está paralizada, por supuesto enriquecimiento ilícito, a raíz de que habría adquirido una quinta en la localidad de Henderson, provincia de Buenos Aires.

Esa investigación también está en manos de Oyarbide y se inició luego de que llegara un mail a la fiscalía a cargo de Oscar Amirante y donde se daba cuenta del origen supuestamente ilícito del dinero que se utilizó para la adquisición de la estancia San Ignacio.

Comentarios