País

Reclamo del hermano de Santiago

Justicia federal investigará espionaje a familia Maldonado

La decisión fue adoptada por el camarista Martín Irurzun en un fallo de una página luego de una audiencia de apelación. Sergio Maldonado y la legisladora Myriam Bregman hicieron la presentación porque los hechos denunciados involucraban a funcionarios de las fuerzas de seguridad nacional.


Sergio Maldonado había apelado para que la denuncia no quede en manos del juez Otranto en Esquel.

La Cámara Federal porteña dispuso este miércoles que se investigue en los tribunales federales de Comodoro Py el presunto espionaje ilegal a la familia de Santiago Maldonado, tal y como lo había reclamado su hermano Sergio junto con la legisladora porteña del Frente de Izquierda Myriam Bregman.

La decisión fue adoptada por el camarista Martín Irurzun en un fallo de una página, en el que sostuvo que el juez federal Daniel Rafecas deberá realizar las primeras medidas de prueba en la causa, por la que se había declarado incompetente.

“Los argumentos expuestos en la impugnación y en la audiencia oral, en torno a la hipótesis sobre eventuales partícipes de las actividades denunciadas, sobre los diferentes espacios territoriales en que se habrían detectado y sobre dónde deberían concretarse las medidas mínimas de investigación, persuaden de la necesidad de mantener, al menos de momento, la intervención del magistrado que previno“, sostuvo Irurzun.

Sergio Maldonado y la legisladora porteña y abogada Myriam Bregman habían reclamado ayer ante la Cámara Federal que la causa tramitara en los tribunales federales de Comodoro Py porque los hechos denunciados involucraban a funcionarios de las fuerzas de seguridad nacional y habían ocurrido en distintos puntos del país.

“La Justicia de Esquel pudo haber estado involucrada en los delitos denunciados que, además, no ocurrieron sólo en Esquel sino también en Neuquén, Buenos Aires y El Bolsón, entre otros lugares”, sostuvo Bregman ayer en diálogo con la agencia Télam.

El tema llegó a la Cámara Federal porteña luego de que Bregman apelara el fallo del Rafecas, quien, a instancias del fiscal Guillermo Marijuan, se había declarado incompetente y había dispuesto enviar el expediente al sur del país.

Durante la audiencia de apelación, Sergio Maldonado expuso en calidad de testigo y relató cómo fue seguido y hostigado durante los meses que siguieron a la desaparición de su hermano a principios de agosto pasado.

Bregman relató que en una oportunidad estaba tomando un café con Sergio Maldonado en un bar de Esquel cuando descubrieron que una persona que estaba sentada en la mesa contigua estaba escuchando su charla.

Tanto Bregman como Maldonado contaron ante la Cámara que fue a través de la investigación por la desaparición de Santiago Maldonado que se enteraron que efectivos de Gendarmería tenían en sus teléfonos celulares imágenes de los miembros de esa familia e información sobre sus movimientos.

“No se puede naturalizar que la víctima tenga que lidiar con la búsqueda de un familiar y al mismo tiempo cuidarse del espionaje de las fuerzas de Seguridad”, lamentó Bregman tras salir de la audiencia ante la Cámara Federal.

Con la decisión de la Cámara Federal, la investigación se desarrollará en Comodoro Py y no pasará a manos del juez de Esquel Guido Otranto, que había sido apartado por prejuzgar en la causa que investiga la desaparición de Santiago Maldonado, cuyo cuerpo fue hallado tras 70 días de búsqueda en el Río Chubut, cerca del lugar en el que había sido visto por última vez, durante un operativo represivo de Gendarmería dentro de una comunidad mapuche del departamento de Cushamen.

Si te gustó esta nota, compartila