Edición Impresa, Política

Juran fiscales y defensores

En otro paso hacia la implementación del nuevo sistema procesal penal, el presidente de la Corte Suprema provincial, Rafael Gutiérrez, tomará juramento a los funcionarios elegidos por concurso.

Las autoridades del nuevo sistema procesal penal jurarán esta mañana en un acto que se celebrará en la Corte Suprema de Justicia de la provincia. Desde las 11.30, el presidente de la Corte, Rafael Gutiérrez, les tomará juramento a los nuevos fiscales y defensores provinciales. Así, el gobierno de Hermes Binner habrá dado un paso más hacia la implementación del nuevo Código Procesal Penal, que viene a reemplazar con la oralidad una tradición de más de cien años de procesos escritos y secretos.

Luego de los concursos públicos y del correspondiente aval de la Legislatura, fueron designados como cabezas del nuevo sistema Julio de Olazábal, quien será fiscal general de la provincia, y Gabriel Ganon, quien dirigirá la defensa pública. Además, jurarán los fiscales y los defensores regionales de cuatro de los cinco nodos: Rosario, Santa Fe, Reconquista y Rafaela. Los cargos para la jurisdicción Venado Tuerto fueron declarados desiertos y por ello el Ejecutivo llamará a un nuevo concurso.

Ricardo Fessia será fiscal regional de la Circunscripción Judicial N° 1 (Santa Fe), Jorge Baclini de la Circunscripción Judicial N° 2 (Rosario), Eladio García de la Circunscripción Judicial N° 4 (Reconquista) y Carlos Arietti de la Circunscripción Judicial N° 5 (Rafaela).

Sebastián Amadeo ocupará el cargo de defensor regional de la Circunscripción Judicial N° 1 (Santa Fe), Gustavo Franceschetti de la Circunscripción Judicial N° 2 (Rosario), Ariana Quiroga de la Circunscripción Judicial N° 4 (Reconquista) y Estrella Moreno de la Circunscripción Judicial N° 5 (Rafaela).

Todos los cargos fueron cubiertos tras un exhaustivo concurso. En el caso de las máximas autoridades de cada órgano –el fiscal general y el defensor provincial– el tribunal que calificó los antecedentes y la oposición de los concursantes contó entre sus miembros con un representante de organismos internacionales dedicados a la transformación de los sistemas judiciales en Latinoamérica.

En la prueba de oposición los postulantes debieron exponer frente al tribunal, en una entrevista pública, su plan de trabajo. Se buscó así que la ciudadanía conociera las propuestas concretas de cada postulante en cuestiones tales como la política de persecución penal, la defensa penal y las estrategias de control de calidad del servicio de cada órgano.

Los nuevos funcionarios –que si bien revisten en el Poder Judicial tienen autonomía– durarán en sus cargos seis años. Una vez que acabe la organización de las nuevas estructuras –el Ministerio Público Fiscal, dirigido por De Olazábal– y el Servicio provincial de Defensa –encabezado por Ganon– se pondrá en marcha, en forma integral, el nuevo Código Procesal Penal –sancionado en 2006– que reemplaza al viejo sistema escrito vigente desde 1896.

La transición de un modelo a otro fue dificultosa y, en más de una ocasión, desde el gobierno de Hermes Binner salieron a quejarse por las trabas impuestas desde el propio seno de la Justicia provincial. No obstante, el ministro de Justicia, Héctor Superti, valoró el avance y señaló que la búsqueda de un sistema más moderno se impuso ante las “resistencias” de los sectores más conservadores del poder político e institucional de la provincia.

Comentarios