País

Pionera

Jujuy cultivará cannabis para laboratorio chileno

El acuerdo se da en un contexto en el que la Ley de Cannabis Medicinal, sancionada hace más de un año, sigue sin implementarse en el país.


Por primera vez una provincia Argentina va a cultivar cannabis legalmente.

Revista THC

Por primera vez una provincia Argentina va a cultivar cannabis legalmente. Va ser Jujuy y el destino de la cosecha será Chile, con más precisión: el laboratorio Knop, especializado en la producción de fitofármacos a base de cannabis.

En el Programa Provincial de Cultivo y Producción de Cannabis con Fines Científicos, Medicinales y Terapéuticos, establecido por decreto, inicialmente se destinarán tres hectáreas de la finca El Pongo para la plantación. La producción se exportarán desde allí a las instalaciones de Knop donde se llevará adelante el proceso de elaboración de los medicamentos.

“Es un gran desafío para la provincia y una iniciativa muy necesaria para el país”, dijo en plena firma del acuerdo Gustavo Bouhid, ministro de Salud de la provincia, y luego habló de la importancia de garantizarle a la sociedad “la seguridad y eficacia del medicamento para que no deba recurrir al mercado negro”.

Bouhid detalló que, en base al acuerdo, la provincia “aportará el cultivo, la extracción del cannabis” y habló del futuro proyecto para desarrollar una fábrica de fitofármacos en territorio provincial con vistas a la “comercialización en un emprendimiento público privado”.

También estuvo frente a las cámaras Gerardo Morales, gobernador de Jujuy, quien aseguró que la decisión cuenta con el apoyo del gobierno nacional y, en particular, del Ministerio de Seguridad a cargo de Patricia Bullrich. “Nos dieron su aval y garantías para preservar la producción y traslado del cannabis para la elaboración del producto final”, remarcó.

El acuerdo se da en un contexto en el que la Ley de Cannabis Medicinal, sancionada hace más de un año, sigue sin implementarse en el país. Por un lado, aún no existen proyectos definidos de investigación, ni de producción a nivel público; por otro, la importación de extractos se realiza de forma limitada a través de ANMAT y, completando un escenario de incertidumbre, se sigue postergando la creación del registro que le permita a los usuarios y sus familiares cultivar cannabis para acceder a sus tratamientos quienes corren el riesgo permanente de ser allanados y detenidos.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios