Política

Contra 13 policías y un cura

Juicio de lesa humanidad en Rosario comienza el 15 de marzo

Trece agentes santafesinos retirados y un sacerdote que fue capellán de la fuerza de seguridad durante la última dictadura serán juzgados luego de un año de demoras, por delitos de lesa humanidad contra 152 víctimas del terrorismo de Estado en Rosario


Trece policías santafesinos retirados y un sacerdote que fue capellán de la fuerza de seguridad durante la última dictadura serán juzgados a partir del próximo 15 de marzo, luego de un año de demoras, por delitos de lesa humanidad contra 152 víctimas del terrorismo de Estado en Rosario, informaron fuentes judiciales.

La tercera parte de la megacausa conocida como “Feced”, por el apellido del fallecido jefe de Policía de Rosario durante la última dictadura, debía llegar a juicio el 9 de marzo del año pasado, pero por sucesivas prórrogas el Tribunal Oral Federal II, fijó finalmente como fecha de inicio el 15 del próximo mes.

La Cámara Federal de Casación Penal instó al TOF II a que “comience” el postergado debate oral “y le imprima celeridad una vez empezado”, informó este miércoles la Unidad de Asistencia a las causas por violaciones a los Derechos Humanos en Rosario.

A la vez, Casación prorrogó las prisiones preventivas de nueve de los 14 imputados en la causa, quienes continuarán detenidos hasta el inicio del juicio.

Los acusados son los policías retirados Carlos Altamirano, Eduardo Dugour, Julio Fermoselle, Ramón Ibarra, José Rubén Lofiego, Mario Marcote, Lucio César Nast, Ovidio Olazagoitía, José Carlos Scortechini, Ernesto Vallejo, Ramón Vergara, Héctor Gianola y Daniel González, a los que se suma el sacerdote Eugenio Segundo Zitelli.

Los primeros once ya fueron condenados a distintas penas por delitos de lesa humanidad juzgados en anteriores procesos orales de la causa “Feced”, recordaron las fuentes.

Los policías “Beto” Gianola y “Lagarto” González no habían sido alcanzados por esos juicios porque se mantuvieron prófugos de la Justicia, mientras que el cura Zitelli no había sido investigado judicialmente.

Todos los miembros de la fuerza de seguridad prestaron servicios durante los primeros años de la última dictadura en el Servicio de Informaciones (SI) de la Policía de Rosario, donde funcionó el mayor centro clandestino de detenciones de la ciudad, denominado “El Pozo”.

Es la primera vez que en la provincia de Santa Fe se juzgará a un sacerdote católico por delitos de lesa humanidad. Zitelli fue capellán de la Policía de Rosario y en esa función está acusado de participar de sesiones de torturas aplicadas a detenidos-desaparecidos.

Según informó la Fiscalía, en el juicio se analizarán los casos de 152 víctimas del terrorismo de Estado de los cuales 90 serán ventilados por primera vez ante la Justicia.

El tribunal está integrado por Lilia Carnero (integrante del Tribunal Oral I de Entre Ríos), Jorge Gallino (miembro de la Cámara Federal de Apelaciones Rosario) y Osvaldo Facciano (integrante del Tribunal Oral III de Rosario).

El fiscal interviniente es Adolfo Villatte, titular de la Unidad de Asistencia a las causas por violaciones a los Derechos Humanos cometidos durante el terrorismo de Estado.

Los delitos que constituyen la acusación son privaciones ilegales de la libertad agravadas; tormentos agravados; abusos sexuales agravados (sólo está acusado Marcote por dos hechos); homicidios agravados y asociación ilícita para quienes no fueron juzgados con anterioridad por este delito, detalló la Fiscalía.

Si te gustó esta nota, compartila