Ciudad

Mañana a la noche podría llover

Jueves agobiante: recomiendan cuidarse de la ola de calor

Este 21 de febrero se presenta con una temperatura mínima de 23 ºC y una máxima que alcanzará los 36 ºC. Rosario se encuentra bajo alerta amarilla


Continúa el arte de la ola de calor amarilla en Rosario, la región y gran parte del país. Desde el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) anunciaron que para este 21 de febrero se prevé una mínima de 23 ºC y una máxima de 36 ºC. Recomiendan beber mucha agua, mantenerse fresco y reducir la actividad física al exterior.

Con una humedad del 89% la temperatura por la mañana es de 23 ºC. Se esperan vientos del sector norte y cielo algo nublado.

El viernes la mínima está prevista en 24 ºC y la máxima rondará en los 36 ºC. Se pronostica inestable por la mañana con probables precipitaciones y lluvias y tormentas por la noche.

El sábado, la mínima será de 23 ºC y la máxima de 31 ºC. Se prevé lluvias y tormentas durante toda la jornada.

El domingo, el SMN anunció una mínima de 19 ºC y la máxima descenderá algunos grados respectos a los anteriores días y se estancará en los 30 ºC. Las lluvias y tormentas persistirán durante la mañana y luego se estará inestable.

Alerta amarilla por ola de calor

El SMN informa que Una ola de calor se define como un período en el cual las temperaturas máximas y mínimas igualan o superan, por lo menos durante 3 días consecutivos y en forma simultánea, ciertos umbrales que dependen de cada localidad.

En Rosario rige alerta amarilla, siendo los efectos sobre la salud indicados por los colores Efecto sobre la salud : verde sin efecto; amarillo leve moderado; naranja moderado alto y rojo alto extremo.

Para evitar los efectos del intenso calor se recomienda:

Aumentar el consumo de líquidos sin esperar a tener sed para mantener una hidratación adecuada.

No exponerse al sol en exceso, ni en horas centrales del día (entre las 11 y las 17 horas).

Evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas.

Evitar comidas muy abundantes;

Ingerir verduras y frutas.

Reducir la actividad física.

Usar ropa ligera, holgada y de colores claros; sombrero, anteojos oscuros.

Permanecer en espacios ventilados o acondicionados.

Recordar que no existe un tratamiento farmacológico contra el Golpe de Calor y sólo los métodos clásicos, citados arriba, pueden prevenirlo y contrarrestarlo.

Ante dolor de cabeza; vértigos; náuseas; confusión; convulsiones y pérdida de conciencia; piel enrojecida, caliente y seca; respiración y pulso débil, y elevada temperatura corporal (entre 41 y 42 grados centígrados), se deberá actuar de la siguiente manera:

Trasladar al afectado a la sombra, a un lugar fresco y tranquilo. Hacer que mantenga la cabeza un poco alta.

Intentar refrescarlo, mojándole la ropa, aplicarle hielo en la cabeza, darle de beber agua fresca o un poco salada, y solicitar ayuda médica.

 

 

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios