Policiales

Jubilado de 73 años lideraba banda de narcomenudeo que transportaba la droga en una tirolesa

Con el cable sobre el agua, llevaban cocaína, paco y marihuana desde una zona aislada de los bosques de Ezeiza a barrios de la localidad de Gregorio de Laferrere. El transporte lo hacían de noche. Una modalidad que inventaron en pandemia


En el delito, pero con ingenio: una banda de narcomenudeo ideó una logística de transporte de drogas en pandemia a través de una tirolesa montada sobre el río Matanza (Riachuelo), en la provincia de Buenos Aires, por la que en las noches llevaban los pedidos de cocaína, paco y marihuana desde los bosques de Ezeiza hasta territorio de la localidad de Gregorio de Laferrere, en el partido de La Matanza. El líder del grupo, que la Policía desbarató, es un hombre de 73 años.

Fuentes de la investigación, que culminó con detenciones al cabo de tres meses de pesquisas, indicaron que la banda estaba integrada por cuatro personas. Utilizaban una tirolesa (cable) para atravesar el Riachuelo desde zonas aisladas de los bosques de Ezeiza y llevar las sustancias prohibidas a varios barrios de Gregorio de Laferrere, a 27 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires.

El grupo comercializaba cocaína, paco y marihuana. Además del jefe, de 73 años, lo integraban otros tres hombres, de 38, 32 y 56 años, de nacionalidad paraguaya. Los cuatro terminaron detenidos.

El punto principal de venta de las drogas estaba en las inmediaciones de la orilla del Riachuelo que da con la calle Calderón de la Barca.

Los investigadores policiales de la comisaría de Gregorio de Laferrere (1ª Sur de La Matanza) incautaron 310 dosis de cocaína, 82 dosis de paco, 493 de marihuana, un ladrillo de cannabis y dos plantas del mismo cáñamo. Además, secuestraron cinco revólveres calibres 44, 32 y 22, un rifle y cuatro teléfonos celulares.

La investigación comenzó hace tres meses en pleno aislamiento social por la pandemia de coronavirus, una situación que la banda aprovechó para hacer sus ventas de noche y madrugada a clientes que esperaban las dosis en la zona pactada, donde se hacía el pasamanos.

La causa quedó a cargo de la fiscal María Julia Panzoni, de la Unidad Temática de Estupefacientes, y el Juzgado de Garantías 1, ambos pertenecientes a los tribunales de La Matanza.

Comentarios