El Hincha

URBA

Juan Pablo Estellés vuelve a jugar en Atlético del Rosario

Tras dos años en Inglaterra, el back regresa a Plaza Jewell el club que lo formó. El debut sería el sábado 28 ante Deportiva Francesa. Se fue siendo Pumas Seven y regresa con dos test disputados con el seleccionado mayor. "Era mi mayor objetivo como jugador de rugby poder jugar en Los Pumas", dijo.


A medida que pasaban los días, en el Pasaje Gould se iban ilusionando, pero se tomaban recaudos. Y no es para menos: en el presente de Atlético del Rosario poder contar con Juan Pablo Estellés es un refuerzo de lujo. El back luego de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 emigró a Northampton Saints, un club de mucho prestigio, para jugar en la Premiership inglesa, uno de los mejores torneos del Viejo Continente.

“Ya estoy para jugar”, se escucha del otro lado del teléfono. Se nota un tono alegre en Estellés. Es que la felicidad de volver a vestir la camiseta de Plaza a diez años de su debut en primera división brota por los poros. Fichaje listo y a disposición de los entrenadores para aportar toda su experiencia. El retorno sería el próximo sábado 28 de visitante frente a Deportiva Francesa.

El rosarino explica los motivos del regreso a Plaza: “Se me terminó el contrato con Northampton y hacía un tiempo que quería estar en Rosario. Y una vez que vine no me quise ir, tuve varias posibilidades para volver a Europa, y la verdad que en otro momento me hubiese ido, pero en este momento quiero jugar en el club”. Y agregó: “Se extraña, siempre. Hay días que más y otros menos”.

En el primer año con Jim Mallinder tuvo más continuidad, pero con la salida del head coach a finales de 2017 las oportunidades fueron muy pocas. “Fue increíble, desde cualquier punto de vista, jugar en esa liga, en ese club, con las jugadores que tenía al lado, vivir en otro país, conocer gente nueva, toda esa experiencia es lo que me llevo, y poder haber hecho una gran cantidad de amigos”, aseveró Estellés sobre su balance en sus dos años en Northampton.

Además, sobre su estadía en el club inglés, el back añadió: “Con George (North, wing de Galés y competidor en su puesto) nos hicimos muy amigos, es un crack en todo sentido, como persona y como jugador, nos quedábamos juntos a entrenar destrezas después de las prácticas, vino con Gales en junio y lo fui a visitar a Santa Fe. Pero repito: hice muchos amigos más en mi paso por Northampton”.

El segundo semestre de 2016 será difícil de olvidar para el rosarino, ya que luego de participar de los Juegos Olímpicos y a semanas de instalarse en Northampton, le llegó el llamado de Los Pumas, en donde pudo debutar nada más y nada menos que ante Inglaterra y en Twickenham. “Fue un sueño cumplido, una cuenta pendiente que tenía, era mi mayor objetivo como jugador de rugby poder jugar en Los Pumas y por suerte lo pude cumplir”.

Sobre la posibilidad de volver a jugar en un seleccionado nacional o en Jaguares, Estellés respondió: “No depende de mí, soy un jugador de rugby y siempre quiero jugar en el máximo nivel posible. Hoy tengo muchas ganas de jugar en el club, y si se da la chance de jugar en un seleccionado la voy a tomar, pero no depende de mí; es más, primero tengo que demostrar todos los sábados que estoy a la altura. Hoy no lo pienso porque es un seleccionado y hay que estar en un buen nivel para ser llamado. Tengo que demostrar en el club, sacrificarme, hacer el esfuerzo y después veremos”.

Además, dijo: “Tuve un largo período de lesiones, tuve que meter un parate, a los 25 años ya tenía cinco operaciones. Me concentré en jugar en el club, divertirme con mis amigos, lo demás vino solo, no fue suerte porque hice todo y después llegaron las oportunidades”. Vale decir que después de su vuelta y de jugar en Plaza le llegaron las citaciones a los seleccionados nacionales.

Siendo joven, con diferentes ofrecimientos del rugby profesional y con todo para triunfar, Juan Pablo Estellés decidió volver y aportar su granito de arena en el club que es su segunda casa.

No es novedad que haya forjado lazos de amistad con muchos de sus compañeros y personas del club, pues el hombre formado en Atlético del Rosario además de ser un gran jugador, cumple con los requisitos para ser considerado un caballero del rugby.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios