Camioneros

La voz de los trabajadores

Juan Manuel Ibáñez: “En la medida que se ven los logros hay cada vez más acompañamiento”

Pese a una situación dolorosa vinculada a la pandemia, el compañero que vive en la localidad de Angélica es delegado y asume que las cosas no son fáciles, pero que el apoyo en la tarea gremial es lo más importante para legitimarse como verdaderos representantes de los intereses de los camioneros


Convertir el dolor en fuerza para poder continuar y abrir nuevas oportunidades es un rasgo de quienes están forjados con un carácter especial. Nuestro compañero Juan Manuel Ibañez es un ejemplo de ello ya que, con su entereza y tenacidad, se sigue sobreponiendo a uno de esos golpes arteros que da la vida. Su familia ha sido una de las damnificadas por la maldita pandemia debido a que se llevó a su mujer. Pero con su enorme temple da la lucha para continuar su tarea de mostrarse firme y proseguir con la crianza de sus hijos.

Juan Manuel es actualmente empleado y delegado de la empresa Transporte Broast. Nació en Rafaela pero, para ganar en calidad de vida, decidió instalarse en Angélica, un pueblo de 1500 habitantes, ubicado a 37 kilómetros de la ciudad cabecera del departamento Castellanos. “Yo empecé en una droguería preparando pedidos hasta que surgió la posibilidad de subirse a un camión. Ese fue el primer paso. Luego hice algunos años transporte de cereales hasta que recalé en la rama de larga distancia. Estoy cómodo acá, ya hace 16 años que trabajo en esta empresa”, nos relata nuestro compañero.

Juan señala que el acercamiento con nuestra institución se dio a partir de las adversidades personales relacionadas con su situación familiar en el contexto de Covid. El apoyo de Carlos Varoli como referente de la zona de Rafaela para brindar contención desde nuestra obra social es lo que fortaleció el vínculo con nuestro espacio y, en ese momento bisagra, pudo notar las diferencias que implica tener un respaldo en salud en contextos de extremas dificultades.

La empresa donde se desempeña se dedica a transportar colchones, leche y explosivos principalmente. Al estar encuadrado dentro de la rama de larga distancia, son salidas que pueden durar algunos días ya que los destinos van desde Río Gallegos hasta el norte argentino. Pero hay contemplaciones dado el momento que atraviesa actualmente nuestro compañero delegado.

En este sentido, destaca la relación que tiene con los dueños de la empresa que, lejos de desentenderse de la situación, acompañan a Juan Manuel. En este sentido, lo que el delegado resalta es que “nunca es a cambio de”. Lo primero siempre es plantearlo con compañeros que dan una mano en este sentido. También hay un buen entendimiento con el área de logística y con los responsables de la firma. “Más allá de algún viaje que me toca hacer y que implica alejarme de mi casa por unos días, en general estoy haciendo viajes más cortos que me permiten estar más cerca de mis hijos. Y esto es gracia a la predisposición de cada una de las partes de la empresa que contemplan la situación”, sostiene.

“Con la verdad”

Respecto a su rol como delegado asume que las cosas no son fáciles pero que se pueden advertir los avances. “En la medida que se van viendo los logros, cada vez hay más preguntas y más acompañamiento. Eso es muy importante para seguir construyendo esta alternativa”, expresa. Sobre cómo se viene trabajando la respuesta es contundente: “Con la verdad”. Como sucede en cada lugar de nuestra provincia, Juan Manuel lidia diariamente contra posiciones que falsean los hechos, confunden a compañeros y los perjudican. Y agrega que “faltan algunas cosas que nos permitan legitimarnos como los verdaderos representantes de los intereses de los camioneros, miembros de la Federación Nacional. Pero también sabemos que son cuestiones que llevan tiempo”. Y destaca la conducción de Juan Chulich al considerar que “es una persona derecha y con las ideas claras”, al que tuvo la oportunidad de conocer hace unos meses en la Asamblea realizada en Venado Tuerto.

Respecto a su rol dentro de la empresa, Juan Manuel subraya el acompañamiento que recibe de sus compañeros. “Mi predisposición es dar siempre una mano en lo que se necesite”, asegura. Esta vocación actualmente se extiende hacia la escena política. Paralelamente está acompañando la lista del candidato a jefe comunal Marcos Andrés (que responde al espacio de Alcides Calvo y Marcelo Lewandowski) con el objetivo de devolver a la comunidad de Angélica lo que ha recibido desde que llegó, ya hace 20 años: “Es un acto de gratitud por lo que he vivido aquí. La idea es trabajar en propuestas que mejoren las condiciones de la gente y para eso estamos laburando junto a un grupo de personas muy preparadas para lograr los objetivos”.

El caso de Juan Manuel es digno de ponderar. El tesón y la propensión para brindarse por los suyos, sean compañeros, conciudadanos y ni hablar familiares, son valores que se fomentan en nuestra profesión camionera. Y que nuestro compañero los ha sobrellevado con creces.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios