Coronavirus, El Hincha

La otra voz

Juan Manuel Casini y una postura muy clara del fútbol de ascenso: “Si vuelve, que sea para todos”

El capitán de Central Córdoba contó lo que dejó la charla virtual que mantuvieron los capitanes de los equipos de las categorías menores con Sergio Marchi, titular de Agremiados. El Pama también hizo referencia a los contratos que se vencen el 30 de junio y la situación actual del plantel charrúa


“El punto de vista es que hasta el año que viene no competimos más”, afirmó Casini sobre la chance de volver a jugar en 2020. Fotos: Juanjo Cavalcante

La incertidumbre sobre qué pasará con fútbol argentino aumenta con el correr de los días y para los futbolistas del ascenso la preocupación es siempre mayor. Porque a los rumores de que se terminó la temporada, de cómo se definirán los ascensos y todo lo que se especula con los contratos que terminan a fin del mes próximo, hay que sumarle la preocupación que obviamente les genera la situación sanitaria del país y el avance de la pandemia del coronavirus.

En el transcurso de la semana hubo reuniones virtuales entre Sergio Marchi, titular de Futbolistas Argentinos Agremiados, y los capitanes de los equipos del ascenso, donde se habló de las posibilidades que hay para reanudar la actividad, las propuestas que tiene el gremio para ayudar a los jugadores en este momento y los pasos a seguir ante esta situación. Y uno de los que participó de ese encuentro fue Juan Manuel Casini, capitán de Central Córdoba, quien se tomó su tiempo para explicarle a El Hincha lo acontecido en los conclaves con sus pares y las autoridades que nuclean a los futbolistas.

“Los capitanes de cada equipo del ascenso ya tuvimos dos charlas por intermedio de Zoom con el titular de Agremiados. La primera fue hace dos semanas, la segunda hace un par de días y el panorama es complejo. Nos explicaba que hay varios puntos en el decreto que sacaron desde AFA con los que no están de acuerdo desde el gremio, por ejemplo el tema de los descensos o el tema de que si arranca, solamente lo harían aquellos equipos que están en puestos de reducido y para los otros que tienen posibilidades matemáticas no. Él quiere que si vuelve a rodar la pelota, sea para todos sino que no arranque”, explicó el oriundo de Serodino en el arranque de la charla.

“Nos están terminando de pagar febrero y en unos diez días más o menos arrancan a pagar marzo”, contó Pama sobre la situación del plantel charrúa

Una de las mayores preocupaciones son aquellos contratos que vencen el 30 de junio y que afectaran a la gran mayoría de los jugadores. Sobre esto, el capitán del Matador expresó: “Buscan lograr la prórroga hasta el 31 de diciembre con un salario universal, que sea para todos iguales, por lo menos hasta que se empiece a jugar” y dejó en claro que “es un tire y afloje todo el tiempo, va a ser una negociación durísima entre el gremio, la AFA y el gobierno nacional”.

“Por lo dicho en las reuniones, la postura que tiene el gremio y más allá de que la información es muy cambiante, dinámica y que no se puede proyectar a largo plazo, el punto de vista es que hasta el año que viene no competimos más”, señaló Casini sobre el futuro inmediato del fútbol argentino. Y rápidamente añadió: “Marchi estaba muy disconforme al igual que muchos de nosotros que se lo planteamos que en caso de volver a jugar solamente lo harían los que están dentro del reducido porque la cuestión es de salud, no de tiempo” y cerró la idea afirmando: “Si nosotros tenemos que jugar todo diciembre o todo enero y dos o tres partidos por semana para completar el calendario, lo vamos a hacer. ¿Por qué le van a quitar la posibilidad a los equipos que estaban por entrar al reducido o que tenían aspiraciones de llegar un poco más alto? ¿Los que están clasificándose al octogonal no contagian y los están afuera sí? Es ilógico y no hay un panorama muy claro”.

Con relación a la situación de los clubes en general, el defensor del Charrúa destacó: “Si todo se suspende, económicamente los va a favorecer, porque si el gremio no logra llegar a un acuerdo en la extensión de los contratos, las instituciones se ahorraran seis meses como mínimo de sueldos porque no va a contratar a nadie”. Y dio un ejemplo con la entidad de barrio Tablada: “A nosotros se nos vence el vínculo el 30 de junio, ¿a quién van a contratar ‘por las dudas’ si vuelve el fútbol? Solamente tendrían trabajo los equipos que están dentro del reducido y el resto nos quedamos sin laburo”.

“Estamos todos peleando por lo mismo. La gente de ‘Futbolistas Unidxs’ conmigo todavía no se comunicaron y no sé si lo hicieron con algún otro muchacho del plantel, pero la propuesta del gremio en la primera instancia de charla que tuvimos era esa, la de llegar a un salario para todos iguales por lo menos hasta que se reanude el fútbol como para asegurar ‘algo’ en lo económico hasta diciembre”, indicó el experimentado central con relación al comunicado que presentaron desde la mencionada organización con la idea de crear un “salario universal” que rija desde el 30 de junio hasta que las autoridades sanitarias permitan la realización de la actividad física y los clubes vuelvan a armar sus planteles. La propuesta es que dicho salario sea financiado conjuntamente por Agremiados, AFA, los clubes, el Estado Nacional, las empresas auspiciantes y las empresas que tienen los derechos de la televisión.

“Los clubes la van a pasar mal porque los espónsors se le van a ir y hay varias cuestiones sin resolver”, explicó el serodinense.

El tema sanitario para que se puede desarrollar la actividad es clave y sobre esto Casini marcó: “Esa es una de las cartas que el Turco (Sergio Marchi) puso sobre la mesa: que las condiciones sean para todos iguales, que el jugador de la Primera D tenga las mismas que el de la A, porque esto es una cuestión de salud. Él nos decía que ‘los futbolistas profesionales son todos iguales y lo único que los distingue es la camiseta que tienen puesta’. Todos somos seres humanos, tenemos familia, amigos y todos podemos contagiar por igual”.

Sobre cómo lleva adelante esta situación el plantel de Central Córdoba, Casini explicó que “se nos termina el contrato ahora a la mayoría de los jugadores y estamos luchando en esa. El club, dentro de todo, nos viene cumpliendo, sabemos que la televisación va a pagar hasta este mes y el próximo no lo sabemos. Nos están terminando de pagar febrero y en unos diez días más o menos arrancan a pagar marzo, algo que no está tan mal por el momento que se está atravesando y en comparación de otros muchos clubes de la categoría”.

Por último, Casini dejó un mensaje claro de este panorama incierto que rodea al fútbol argentino: “Los clubes la van a pasar mal porque los espónsors se le van a ir y hay varias cuestiones sin resolver que hacen que no haya algo concreto porque está el que te dice ‘en septiembre se vuelve a jugar’, el que sostiene que ‘los clubes no van a gastar un peso y se suspende todo hasta febrero’, o el que afirma ‘se juega solamente el reducido’. Hay un montón de información dando vuelta y creo que la verdad se dará a conocer cuando haya algo concreto entre el gobierno, Futbolistas Argentinos Agremiados y la AFA, que serán las tres partes que darán el veredicto oficial”.

La pelota sigue parada y nadie tiene una certeza de cuánto tiempo más lo estará. Lo cierto es que actualmente muchos futbolistas del ascenso y sus familias la están pasando realmente mal y de no poder llegar a un acuerdo pronto, la situación irá empeorando. Ellos no tienen los altos salarios de Primera División, ni las lujosas casas ni los autos caros con los que sí cuentan muchos de sus colegas que hoy están en la elite del fútbol argentino. Estos futbolistas, los del maltratado y muchas veces “bastardeado” ascenso, son los que día a día la luchan, no solamente en una cancha sino en todos los ámbitos de la vida, saliendo a laburar en plena pandemia para llevar un plato de comida a la mesa, porque para ellos primero está su familia y después la pelota.

Comentarios