El Hincha, Rugby

Opinión

Juan Imhoff, una ausencia inentendible en la lista Puma que piensa en 2023 y no mira el presente

El wing rosarino que milita en Racing 92 en Francia otra vez, desde que se levanto la regla no escrita sobre la citación de argentinos en Europa, no fue citado para integrar el plantel del seleccionado argentino en la temporada 2020. La explicación es que se quiere armar el equipo para Francia 2023


El rosarino Juan Imhoff, jugador de Racing 92, es uno de los mejores wingers del Mundo.

La lista Puma 2020 tiene más de una semana desde que salió a la luz luego del momento en que la Unión Argentina de Rugby dio a conocer el plantel de 59 jugadores que citó en base al armado que realizó el head coach Mario Ledesma. Por un lado comenzaron los análisis de los nuevos convocados con la aparición de muchos europeos, pero luego el examen de la nómina pasó rápidamente a centrarse en la ausencia -una vez más- del rosarino Juan Imhoff.
En diciembre de 2018, Imhoff alcanzó los 100 tries tras sus pasos en Pampas, Pumas y Racing 92 de Francia. Por supuesto que ese logro no se detuvo y lo superó. Además, con las nuevas conquistas, se ubicó como el extranjero con más tries en la Copa de Europa (un total de 27, séptimo del Top 10).
En la nómina de los citados y que pueden jugar de wing están los backs Emiliano Boffelli, Sebastián Cancelliere, Mateo Carreras, Santiago Carreras, Bautista Delguy y Matías Moroni (Jaguares), Santiago Cordero (Bordeaux) y Ramiro Moyano (Toulon).
En 2019, la explicación por la que Imhoff no estuvo ni siquiera en la lista de buena fe de 50 jugadores y sí fue inscripto Manuel Montero (no jugó ni un minuto) fue que el puesto estaba bien cubierto. Si bien a Argentina no le fue bien, el problema no estuvo en la definición sino en la gestación de tries.
Y en 2020, la aclaración de porqué no se lo va a incluir es que se piensa en la construcción del equipo de cara al Mundial de 2023. Hoy Imhoff tiene 32 años recién cumplidos y en el Mundial de Francia tendría 35, aunque en el plantel hay jugadores que tienen la misma edad o incluso más.
Ahora bien, ¿hoy Los Pumas pueden darse el lujo de no contar con Juan Imhoff? Hasta Eddie Jones, que no se llevaba bien con Chris Ashton (tryman histórico de Inglaterra), lo convocó y le dio no una, sino varias oportunidades de ganarse un lugar en el plantel que viajó al Mundial de Japón. Porque eso hacen los grandes entrenadores: dejan de lado muchísimas cuestiones y sólo privilegian contar con los mejores para poder armar el mejor equipo posible.

El 25 de octubre de 2015 en Twickenham, por las semifinales del Mundial de Inglaterra ante Australia fue el último partido de Juan Imhoff en Los Pumas.

Además, el rosarino sigue vigente temporada tras temporada, demostrando que puede jugar en el más alto nivel. En Racing 92, todos los años, desde su arribo en 2011, siempre llegaron al club de París muchos jugadores con los que compartió puesto y siempre terminó jugando de titular. No sólo por los tries marcados, sino por lo que aporta al equipo y al grupo en el vestuario.
Ahora bien, Los Pumas necesitan resultados positivos a corto plazo, no sólo para ver la posibilidad de mejorar su lugar en el ranking mundial de cara al sorteo de Francia 2023, sino también porque los números actuales están en rojo. Un periodista de economía lo definiría como “soft default”. Bajo el ciclo Ledesma, Los Pumas sólo ganaron cuatro partidos, dos en 2018 (Sudáfrica y Australia) y dos en 2019 (Tonga y Estados Unidos). Puede que aunque se siga por el mismo camino de las pocas alegrías el entrenador no esté en problemas, pero tantas derrotas podrían terminar erosionando la relación entre las tres partes: staff técnico, jugadores y dirigentes.
Entonces, si hay un objetivo de formar el equipo de cara al 2023, que todos esos jóvenes –salvo algunos- que tienen mucho camino por recorrer tengan la posibilidad de entrenarse con Imhoff, que es uno de los mejores del mundo en su puesto, para copiar destrezas y ver como hace para mantenerse dentro de la elite del rugby, sería muy sensato. Es más: hasta se lo puede incluir y quizás más tarde dejarlo sentado en el banco.
La sorpresa no fue solo fue argentina: en el plano internacional la noticia hizo ruido, porque la regla de la elegibilidad ya no cuenta y ahora hay libertad para convocar, y más hoy por hoy, cuando se avecina que los Jaguares no tendrán Súper Rugby y el destino de los mejores está en Europa. Por eso la ausencia de Imhoff es del todo inentendible.
“Podrán discutirlo, podrán nombrar otros grandes jugadores que ocuparon su mismo puesto o actuales, pero ninguno hasta el momento tiene al lado de su nombre la leyenda de haber apoyado más de cien tries. Juan Imhoff demostró ser un fiel reflejo de lo que significan los valores del rugby, pues el esfuerzo paga y con creces. Se está en presencia del mejor wing de la historia del rugby argentino, porque este presente fue construido con esfuerzo y mucho sacrificio. Todo un ejemplo”, publicó El Hincha en su edición del 8 de enero de 2019. A pesar del paso del tiempo ese concepto sobre el back formado en Duendes sigue muy vigente.

Comentarios