Policiales

En Lagos y Quintana

Joven murió en fuerte balacera tras una cita por Facebook

Le dispararon desde un utilitario cuando otra pareja acudía al encuentro pactado en la red social. El ataque fue repelido. Levantaron 15 vainas en el lugar


Un joven de 22 años murió por varios disparos que recibió en los últimos minutos de este sábado en Ovidio Lagos y Presidente Quintana. Las primeras informaciones pintan un panorama confuso: dos motociclistas detenidos poco después dijeron que se habían citado con la víctima por Facebook y que al llegar a la esquina de la convocatoria presenciaron la balacera fatal. La Policía recogió 15 vainas servidas en el lugar. Los tiros impactaron también en un auto y un colectivo, aunque sin lesionar a nadie.

El intercambio de disparos que terminó con la vida de Javier Moyano fue a las 23.45 de este sábado. Tras un aviso al 911, una ambulancia del Sies trasladó al joven al hospital de emergencias Heca con heridas de arma de fuego en abdomen y una pierna. Los médicos no pudieron estabilizarlo y murió alrededor de la 1 del domingo.

La fiscal Georgina Pairola, de la Unidad de Homicidios, está a cargo del caso y ordenó al gabinete criminalistico de la Policía de Investigaciones (PDI) el levantamiento de rastros y la toma de testimonios. En el lugar, trabajó además personal del Comando Radioeléctrico y efectivos de la comisaria 18, que tiene jurisdicción en la zona.

Cita por Facebook y ataque

Los primeros testimonios de testigos apuntaron a una pareja que iba en una moto como presentes en el momento de los disparos. La Policía dio con esos dos jóvenes, Víctor Nahuel A., de 20 años, y Paula Andreaa V., de 25, a las pocas cuadras, en Suipacha y Doctor Riva. Ninguno portaba armas. Declararon que se habían citado con la víctima en Lagos y Quintana por Facebook, y que al llegar al lugar vieron cómo Javier Moyano se bajaba de otro ciclomotor en el que iba como acompañante cuando comenzaron a dispararle desde un vehículo tipo utilitario. De acuerdo a ese testimonio, las balas fueron en ambas direcciones, porque los agredidos respondieron.

Balas para todos lados

La gravedad del tiroteo quedó expuesta en los impactos de bala que marcaron el lateral de un Renault Sandero y en el frente de una unidad de la línea 126 Negra del servicio de transporte de pasajeros (interno 119), que no dejaron heridos.

 

Si te gustó esta nota, compartila