Policiales

José Augusto do Amaral, el primer asesino serial de Brasil: abusó y estranguló a por lo menos tres hombres

Su accionar homicida arrancó a los 55 años, acompañado de otros delitos en su haber. Detalle del fallo curioso que tuvo la Justicia brasileña 85 años después de su acusación


Por: Gastón Marote/ Télam

José Augusto do Amaral, más conocido como “Preto Amaral” o el “Diablo negro” es conocido como el primer asesino en serie de Brasil tras violar y estrangular a tres hombres jóvenes en San Pablo.

Nacido en 1871 en Conquista, Minas Gerais, Amaral era hijo de esclavos del Congo y Mozambique, pero cuando tenía 17 años se benefició de la ley Lei Áurea de la princesa Isabel, que pronto lo emanciparía.

Con escasas oportunidades laborales, este sujeto se incorporó al Ejército y sirvió en varias ciudades brasileñas, combatiendo incluso en la Guerra de Canudos.

De todas maneras, desapareció varias veces de los batallones en los que sirvió y finalmente fue arrestado, por lo que pasó algunos meses en la cárcel.

En 1926, cuando tenía 55 años y vivía una vida como un vagabundo con algunas changas, cometió su primer asesinato al ser acusado de estrangular y sodomizar a un hombre de 27 años, cuyo cuerpo fue hallado en inmediaciones del Aeropuerto Campo de Marte.

Luego, Amaral cometió otros dos homicidios con similar proceder, pero también había intentado estafar y agredir violentamente a otro joven. Sin embargo, la víctima logró escapar porque se asustó y huyó, lo que le permitió denunciar el hecho a la Policía.

Amaral fue detenido y poco después fue torturado por miembros de la fuerza brasileña, por lo que finalmente confesó los asesinatos.

Los diarios de Brasil ya hablaban por primera vez de un asesino en serie al que también apodaban “El Monstruo Negro” y “El Diablo Negro”.

Durante su detención, Amaral fue revisado por un psiquiatra y durante una de las consultas este sujeto le habló del tamaño exagerado de su pene, alegando que siempre había tenido dificultades para relacionarse con las mujeres porque, según él, ninguna quería tener sexo debido al tamaño.

Asimismo, le contó que de chico había pasado por una macumba y que después del ritual su pene no dejaba de crecer.

En su momento este relacionó el tamaño de su pene con el tamaño de su bestialidad, un pensamiento común de la población sobre las personas de raza negra de la época.

Los asesinatos siguieron ocurriendo, incluso con “Preto Amaral” encarcelado, y con ello resultó ser una leyenda. Pese a no tener que ver en esos homicidios, la población enojada exigió que lo lincharan por estos crímenes.

Finalmente, este asesino murió en San Pablo de tuberculosis antes de que llegara su juicio y cinco meses después de su detención en 1927.

Al ser considerado el primer asesino serial de Brasil, su historia forma parte del museo del crimen de San Pablo. Además, hubo una producción teatral titulada “Los crímenes de Preto Amaral”, que contaba su vida.

Asimismo, 85 años después de ser acusado de los crímenes, se realizó un jurado simulado en el Salón Noble de la Facultad de Derecho de la Universidad de San Pablo, donde “Preto Amaral” fue absuelto post mortem por 257 votos contra 57.

Comentarios