Espectáculos

A las 19.30 en el espacio cultural Ross

Jorge Coscia presenta en Rosario su flamante novela “La Caja Negra”

Tercera novela del también director cinematográfico que apunta a develar los secretos ocultos detrás de las cajas negras de los aviones siniestrados a través de una atrapante ficción


Coscia, que fue secretario de Cultura de la Nación entre 2009 y 2014, escribió un nuevo libro de ficción llamado “La Caja Negra”.

Jorge Coscia es más reconocido popularmente como realizador cinematográfico que como escritor. Así lo prueban sus películas “Mirta, de Liniers a Estambul” (1987), “El general y la fiebre” (1993) y “Luca vive” (2002), entre otras, que alcanzaron buena repercusión de público y crítica. Pero también es escritor y ya tiene en su haber novelas como “Juan y Eva. El amor, el odio y la revolución” (2011) y “El bombardeo” (2015) entre otros textos de carácter más ensayístico y político. Ahora Coscia, que fue secretario de Cultura de la Nación entre 2009 y 2014, escribió un nuevo libro de ficción llamado “La Caja Negra”, que presentará este viernes, a las 19, en el Espacio Cultural Arnoldo Ross (Salta 2250), en el marco de un diálogo con Jorge Testero, Silvina Ross y Sergio Rossi. Todo con entrada libre y gratuita.

En la contratapa de “La Caja Negra”, el también escritor y guionista Juan Sasturain describe el tono que adopta esta nueva novela de Jorge Coscia. Dice Sasturain: “El libro es un thriller sobre la fragilidad, la autodestrucción y el amor, narrado con fidelidad cinematográfica. Un avión que viene de Nigeria desaparece en el mar frente a Bahía, Brasil. La aeronave tiene un moderno sistema de caja negra con video que permite monitorear los instantes previos al accidente dentro de la cabina. Al revisarlo, la escena es perturbadora: el comandante esbozó una sonrisa antes de estrellarse. Un viaje extremo por las sinuosidades de la mente a ochocientos kilómetros por hora. Un thriller sobre la fragilidad, la autodestrucción y el amor, narrado con fidelidad cinematográfica. Jorge Coscia ha escrito una alevosa novela de película que no niega su condición anfibia, sino que nos permite disfrutarla: imagen, secuencia, diálogo, puesta en escena y soberana escritura. La fábula del hombre blanco devenido en presa de las circunstancias tropicales que lo dan vuelta como un guante tiene raíces literarias nobles, de Conrad a Somerset Maugham. Pero son otros los tiempos, y acá no faltan el impagable psicólogo argentino que da la nota y la distancia interpretativa, un Jorge Amado que pone el clima y un Cortázar que firmaría el final. Valiente, Coscia”.

 

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios