El Hincha, Rosario Central

Fatura bancó al DT

Jorge Broun: “No me gusta eso de que si ganás está todo bien y si perdés, todo mal”

El arquero expresó su apoyo al ciclo que encabeza Cristian González y se mostró confiado en empezar a conseguir buenos resultados. “Estamos dentro de la misma irregularidad que viven el 95 por ciento de los equipos de nuestro fútbol”, argumentó Fatura


El plantel de Central respalda la tarea de Cristian González como entrenador del primer equipo. Eso quedó claro en el arranque de esta semana, cuando algunos dirigentes se presentaron al entrenamiento en Arroyo Seco para charlar sobre el tema con los principales referentes del grupo. Pero por si hacía falta hacerlo público, Jorge Broun habló en conferencia de prensa. Y allí Fatu refrendó la banca del grupo para el Kily, tal como lo había hecho participando en el cónclave del lunes pasado.

El arquero auriazul se mostró claramente disconforme y sorprendido tras enterarse que, en una reunión desarrollada el último miércoles en la sede del club, hubo consenso de parte de la comisión directiva para cerrar el ciclo del Kily como DT canalla en caso de que Central pierda el próximo domingo en Arroyito, donde recibirá a Banfield.

Además, Broun aceptó el rendimiento irregular del equipo en el torneo, pero de alguna manera relativizó la cuestión al señalar que “es algo que le sucede al 95 por ciento de los equipos”. Fatu reconoció también que el de Central “es un equipo en formación, en el que juegan muchos jóvenes en el club”. Y por eso pidió calma, para así poder trabajar con “tranquilidad”, algo necesario “para seguir mejorando”.

“No comparto lo que dicen que puede llegar a pasar con el Kily si perdemos ante Banfield, no está bueno eso de ir partido a partido”, planteó Broun, que dijo no estar al tanto “de ninguna reunión  de dirigentes por este tema “Ya habíamos hablado con los directivos el lunes en la práctica y allí quedó claro que había respaldo nuestro y de ellos (por los directivos) para que el Kily Siga”. Y añadió: “No me gusta eso de que si ganás está todo bien y si perdés, todo mal; lo ideal sería trabajar tranquilos porque el técnico tiene el apoyo de parte del plantel”.

—¿Se siente más presión sabiendo que si pierden ante Banfield termina el ciclo del Kily?

—Siempre hay presión jugando con esta camiseta y estamos tratando de llevar tranquilidad al plantel. Necesitamos ganar. Nuestro objetivo es clasificar entre los primeros cuatro de la zona. Venimos haciendo las cosas bien y el equipo va mejorando. En algunos partidos, creo que por factor suerte, no se pudieron conseguir algunos resultados.

—¿Cómo vivieron la semana?

—Nosotros estamos muy bien, dentro de todo tranquilos. Estamos trabajando bien y creemos que el club también debería estar tranquilo, el equipo está en formación. Todos queremos ganar, pero es un equipo conformado por muchos jóvenes. Queremos sacar esto adelante, pero no hay que dejar de vista que el equipo está en formación. Los más grandes tenemos que buscar equilibrio; hay que estar con los pies sobre la tierra y ayudar para sacar esto adelante. Entendemos cómo es el club, la mayoría de los que estamos acá lo entendemos bien. Acá se te exige siempre al máximo. Pero estamos dentro de la misma irregularidad que viven el 95 por ciento de los equipos de nuestro fútbol. Hoy, con la camiseta no se le gana más a nadie. Está todo muy parejo e irregular. Por eso creo que tenemos que trabajar mucho en encontrar un equilibrio.

—¿Qué fundamentos podés dar para explicar el respaldo del plantel para la continuidad del Kily en el cargo?

—La verdad es que todo el plantel está muy contento con el trabajo que viene haciendo el Kily con su cuerpo técnico. Es la primera experiencia de este cuerpo técnico. Todos sabemos que hay que conseguir resultados, pero no hay que olvidarse que están trabajando con muchos jóvenes que apenas si tienen 10 o 15 partidos en primera. El Kily está potenciando a esos chicos del club y el torneo pasado nos metió en una final. Además, estamos todos comprometidos de la misma manera, tanto los más grandes como los más chicos. El grupo es muy bueno. Tenemos que mejorar de visitante, eso está a la vista, todavía no hicimos un gol jugando afuera. Pero el equipo está en crecimiento. Después, es fútbol y el rival juega; pero estamos contentos del trabajo que se está haciendo.

Hay equipo

Volvió a probar con los mismos. Cristian González dirigió una sesión de fútbol en la que le dio rodaje al probable once con el que Central protagonizaría el trascendental partido del próximo domingo recibiendo a Banfield, donde estará en juego la continuidad en el cargo del DT. En esa formación, como había ocurrido el día anterior en un táctico, volvieron a faltar Joaquín Laso y Rodrigo Villagra, ambos con distintas molestias físicas. De todos modos, si se reponen a tiempo, serán titulares ante el Taladro.

Entre bajas obligadas por suspensiones y problemas físicos, y el regreso de habituales titulares, el Kily volvió a armar un equipo con cinco cambios respecto de los que estuvieron desde el arranque en la derrota del viernes pasado frente a San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro (2-0).

Apostando al mismo sistema táctico que viene utilizando en los últimos tres encuentros de la Copa de la Liga, el 3-4-1-2 o 5-2-1-2, la formación utilizada en la práctica de fútbol estuvo integrada por: Jorge Broun; Fernando Torrent, Facundo Almada, Nicolás Ferreyra, Gastón Ávila y Joan Mazzaco; Rafael Sangiovani y Mateo Tanlongo; Luciano Ferreyra; Alan Marinelli y Marco Ruben.

Laso no entrenó en forma normal en toda la semana por un problema muscular que sufre en el muslo derecho. La idea del Kily es aguardarlo hasta último momento. Si el defensor se recupera a tiempo, algo que a esta altura parece difícil, seguirá como titular y desplazará del once a Almada, quien cubrió la vacante de Laso en estas prácticas.

El cordobés Villagra, en tanto, fue preservado en los últimos dos entrenamientos debido a una molestia en el pubis. Si se repone de ese malestar, hay optimismo al respecto en el cuerpo técnico, e ingresará en lugar de Tanlongo.

Además de los jugadores tocados, hay dos bajas seguras respecto de los que fueron titulares ante el Ciclón: los suspendidos Lautaro Blanco y Emiliano Vecchio, ambos expulsados en el Nuevo Gasómetro. Por Blanco jugará Mazzaco, mientras que Pupi Ferreyra cumplirá la tarea de armador de juego.

En cuanto a los regresos a la formación, Sangiovani ya purgó la fecha de sanción que debía por acumulación de amarillas, y reemplazará a Tanlongo o a Villagra. Mientras que Ruben, que dejó atrás una gastroenterocolitis, recuperará su puesto en ataque y provocará que Lucas Gamba integre el banco.

Los auriazules volverán a trabajar este viernes por la mañana. La cita será nuevamente en el predio de Arroyo Seco, y la práctica se desarrollará, como ocurre habitualmente, a puerta cerrada.

Comentarios