El Hincha, Rosario Central

Fútbol

Joel López Pissano: “Si el Kily quiere contar conmigo no lo voy a defraudar”

El pibe reconoció que Cristian González lo "vio tirado en Baigorria" y lo rescató. Ahora es uno de los candidatos a ocupar el puesto de enganche que el flamante DT desea imponer. "Central me dio la vida; pude irme pero me quise quedar a jugar acá”, agregó


“Me encanta jugar con enganche”. Cristian González tiene la idea fija. Y dejó la frase en su presentación del último miércoles como DT de la primera de Rosario Central. Después se verá si puede llevarla a cabo. Y cuál será el dibujo táctico en el que intentará insertar un “armador”. Pero la intención está clara. Y en su antecedente más cercano, dirigiendo reserva, el Kily apostó fuerte por Joel López Pissano como enganche del equipo.

El zurdo de 23 años fue “rescatado” por el Kily cuando regresó de jugar a préstamo en Emelec de Ecuador, a mediados de 2019. Fuera de la consideración de Diego Cocca para sumarse al plantel de primera, y sin opciones tentadoras para salir a préstamo a otro club, López Pissano quedó relegado. Y Cristian González lo integró a la reserva, le dio rodaje. Y el volante respondió: fue el goleador del equipo en la temporada, con 6 tantos en 16 partidos (NdR. se disputaron 24 juegos).

“El Kily me vio tirado en Baigorria y me llamó para la reserva; era la semana del clásico, me preguntó cómo estaba para jugar y me metió”, dijo López Pissano sobre su reinserción en el fútbol de Central de la mano del Kily. “Valoro mucho el apoyo que me brindó y que me sigue brindando”, contó el mediocampista en diálogo con Última Jugada, programa radial que se emite diariamente por LT3.

“Más allá de los sistemas, me gustan los futbolistas que juegan bien, que tengan la pelota, que sepan hacer una pausa, que puedan gambetear a un rival”, dijo Cristian González a la hora de describir las características de los jugadores que pretende para el armado de su once en Central. Y López Pissano parece cumplir con los requisitos planteados por el Kily para ser candidato a ganarse una chance en el primer equipo.

“Hablé varias veces con el Kily en este tiempo, me dice que me cuide, que entrene, y que dentro de poco vamos a volver a las canchas; por suerte se le dió la chance de dirigir la primera”, contó el zurdo, que debutó en el círculo superior de la mano de Leo Fernández. Eso fue en febrero de 2018, cuando el canalla derrotó 1 a 0 a Unión en el Gigante por la fecha 14 de la Superliga.

Después de haber trabajado toda la temporada pasada con el Kily en la reserva, y de ser tan tenido en cuenta por el DT, López Pissano entiende que ahora tendrá chances de regresar al primer equipo. “Quiero volver a jugar en primera, durante el parate me estuve entrenando para responderle al técnico, si el Kily quiere contar conmigo no lo voy a defraudar”, apuntó el mediocampista. Y además sentenció: “Central me dio la vida; pude irme pero me quise quedar a jugar acá”.

Después de jugar 13 partidos en Central con Leo Fernández y José Chamot, a mediados de 2018, López Pissano emigró a Emelec. Se fue cedido por un año al equipo ecuatoriano, donde fue campeón del torneo local: disputó 23 encuentros de Liga y otros 3 por Copa Libertadores. Después, en julio de 2019, regresó a Central. Y ya no tuvo oportunidades en el primer equipo. Reapareció en la reserva del KIly, en el clásico jugado en setiembre del año pasado, en el que marcó el gol de Central en lo que fue derrota ante Newell’s (2 a 1) en Arroyito.

“Creo que después de tanto tiempo esta es mi gran oportunidad de volver a primera; si el Kily me necesita tengo que estar al ciento por ciento, y estoy trabajando para eso”, contó López Pissano. Y en este nuevo escenario, con el Kily al frente de la primera, el zurdo se siente con derecho a soñar en grande: “Lo que más quería era jugar, pero ahora cambió todo; me imagino jugando de enganche en la primera como venía haciéndolo en reserva, es la posición que mas me gusta”.

Por último, López Pissano se quejó de las pocas chances que tuvo hasta ahora en Central. “Me faltaron oportunidades, el fútbol argentino es agresivo e intenso y no es fácil jugar en primera”, explicó el volante rosarino, que tiene contrato con Central hasta junio de 2022. Y cerró la charla con una descripción de las pretensiones futbolísticas de Cristian González para sus dirigidos. “En reserva nos pedía que juguemos y que seamos agresivos; a mí siempre me pide que cuide la pelota, que no la pierda y que el equipo gire en torno a mí”.

Comentarios