Asociativismo, Gremiales, Política

Proyecto sobre formación de cooperativas

Joaquín Blanco: “Esta ley excede cualquier color político”

La norma prevé asistencia técnica, jurídica y económica a las empresas recuperadas a través del Ministerio de Producción.


“Es la ley de las empresas recuperadas y excede a cualquier color político. Es una ley modelo. No existe una ley en todo el país de este tipo”, disparó contundente el diputado por el Frente Progresista Cívico y Social, Joaquín Blanco, autor, junto a Miguel Solís, del proyecto de ley que tiene por objetivo “proteger y apoyar a las empresas recuperadas por los trabajadores”.

Y agregó: “La Legislatura provincial históricamente ha tenido una actitud de acompañar a las experiencias de cooperativas de trabajo a través de la modalidad de empresas recuperadas”.

La historia reciente señala que en los últimos días de septiembre del año pasado, la cámara de diputados otorgaba media sanción de manera unánime al proyecto en cuestión.

Aún resuenan en la Legislatura los aplausos que bajaban desde la barra, integrada por trabajadores de empresas recuperadas que imaginaban un recorrido más ágil en el senado provincial.

“Se aprobaron muchas leyes (en diputados) principalmente para declarar sujeto a expropiación a inmuebles que estaban en proceso de concurso o quiebra para que las empresas recuperadas puedan seguir trabajando”, remarcó Blanco.

Marcela Macellari, abogada de Federación de Cooperativas de Trabajo de la República Argentina.

 

Y arremetió: “Ahora está la oportunidad de poder convertir en ley esta iniciativa que estamos impulsando y que es realmente un salto de calidad. Porque sería dotar al Ejecutivo de un marco normativo para no actuar sobre el hecho consumado, ya cuando estamos en una situación de crisis sino tener dentro del propio Ejecutivo un organismo que asesore legal, económica y técnicamente y que pueda facilitarle todos los trámites burocráticos para que las cooperativas de trabajo puedan constituirse en tiempo real. Y por otro lado, a las que ya están constituidas, como es el caso de El Ciudadano (Cooperativa La Cigarra), el Ejecutivo contaría con herramientas de financiamiento, de acceso al crédito, de capacitaciones, de posibilidades de pensar nuevos mercados. En fin, plantear ideas e intentar materializarlas.”

Con todo, una de las claves “es que los trabajadores tengan la voluntad manifiesta de seguir. Con esta ley lo que se evita es la quiebra fraudulenta. La ley es un mensaje al poder judicial también”, indicó Blanco.

En este sentido, el diputado precisó que “la ley reúne una serie de requisitos muy importantes. Si estamos ante un patrón que se está fugando o que está declarando una quiebra fraudulenta, que los trabajadores sepan que hay un marco legal para constituirse como cooperativa de trabajo”.

Ante la inminencia del cierre de las sesiones legislativas, Blanco se mostró confiado e indicó que todos “estamos haciendo fuerza para que esta vez tengamos el proyecto aprobado y pueda convertirse en ley rápidamente”.

Como sea, un escalón más en la subida, un renglón más escrito, otro obstáculo vencido, un envión final que coincide con el cierre del año calendario. Como quieran llamarlo. Una ley reparadora, ahora aparece más cerca.

 

Con lo justo

 

La situación técnica del tratamiento del proyecto de ley tiene sus particularidades. Lo primero que hay que saber es que quedan dos sesiones: los jueves 23 y 30 para que finalice el proceso ordinario.

Luego comienza el proceso sesiones extraordinarias. Así las cosas, si el Senado no trata la ley en estas dos fechas hay dos alternativas:

1) Es el gobernador quien tiene que pedir que se trate en el período extraordinario.

2) Si esto no sucede y considerando que la media sanción en Diputados fue en septiembre de 2016, el proyecto pierde estado parlamentario, ya que los proyectos con media sanción tienen una vigencia de dos períodos, es decir, en este caso 2016/17.

 

El PJ vota a favor

 

“Ya les adelanto que el voto del justicialismo va a ser favorable. Vamos a tratar, que si no es este jueves, se trate el jueves 30 y que salga este año”, remarcó a El Ciudadano Armando Traferri, senador por el departamento San Lorenzo y presidente del bloque del Partido Justicialista (PJ).

Y agregó: “Siempre tuvimos una postura positiva en relación a la situación que viven los trabajadores abandonados a su suerte. Hemos aprobado varias cuestiones que tiene que ver con este tema de las empresas recuperadas para que los trabajadores puedan seguir haciendo sus tareas”.

 

Un proyecto desde los intereses de los trabajadores

 

“El proyecto de ley sobre las empresas recuperadas, no es otra cosa que pensar la situación de crisis desde la perspectiva de los trabajadores”, señaló Marcela Macellari, abogada de Federación de Cooperativas de Trabajo de la República Argentina (Fecootra).

“A modo de síntesis, podemos decir que el proyecto de ley cuenta con tres ejes principales. En primer lugar, establece y define una dirección específica para tratar procesos de trabajadores en conflicto y ubica a esa dirección en el Ministerio de la Producción. En segundo lugar instrumenta de manera sistemática y más formal todo lo referido al apoyo técnico, económico y jurídico. Finalmente y quizás lo más novedoso del proyecto de ley es que amplía el concepto de Empresa Recuperada y lo redefine. Es decir, ante un proceso de crisis, de abandono patronal, de cierre y ante la voluntad de los trabajadores de seguir con la actividad, el proyecto contempla la intervención del Estado sin necesidad de recurrir al tribunal. O mejor dicho, sin esperar que la justicia se expida”.

La contundencia del relato exime de mayores comentarios. Sólo para indicar que en realidad el proyecto de ley materializaría un trabajo que se realiza desde, al menos, dos años.

De concretarse la aprobación en el Senado provincial, Santa Fe se convertiría en la segunda provincia, detrás de Río Negro, con una ley que contempla los intereses de los trabajadores de las empresas recuperadas.