Espectáculos

Entrevista

Jey Mammón, uno de los conductores de los Premios Gardel, adelantó que prepara su propio disco

El actor y conductor que será junto a Eleonora Pérez Caressi el anfitrión de la gala que se verá este viernes a partir de las 22 por TNT y que también transmitirá Radio Nacional, habló de ese evento, de su futuro musical y del éxito de su programa de América “Los Mammones”


El actor y conductor Jey Mammón, que conducirá este viernes a las 22 junto a la periodista Eleonora Pérez Caressi la edición número 23 de la entrega de los Premios Gardel que se emitirá por la señal TNT y Radio Nacional, adelantó que se encuentra trabajando en su primer disco propio y confesó que siempre pensó que “había sido llamado a este mundo para hacer música”.

“Me empiezan a suceder cosas muy hermosas en relación a la música y, por eso, esta conducción de los Gardel me parece tan espectacular: si bien no sé desde qué lugar pensaron en mí, me permite formar parte de un evento que sigo desde que era chico”, dijo Mammón en una charla con la agencia de noticias Télam.

La propuesta de encabezar los premios a la música más prestigiosos de Argentina coincide con un presente fértil que lo encuentra, también, al frente de Los Mammones (América), uno de los envíos televisivos con mayor rebote de la pantalla.

Luego de que desde hace una década su personaje Estelita lograra robarle declaraciones picantes a entrevistados tan disímiles como Enrique Pinti, Aníbal Fernández, Gerardo Sofovich o Luciana Salazar, ahora Mammón continúa desplegando su habilidad para empatizar con los invitados en este late night show que termina con un encuentro musical donde revela sus dotes frente al piano.

“Para mi la música es importante al punto que siempre creí que había sido llamado a este mundo para hacer música y probablemente sea cierto; probablemente el momento esté por suceder, porque estoy trabajando en hacer música, concretamente y muy bien acompañado”, confesó durante la entrevista.

Consultado por detalles fue taxativo: “Voy a decir que voy a sacar un disco y con eso ya más o menos te estoy diciendo. Va a suceder con una compañía grosa y estoy muy contento, no puedo adelantar más”.

“Finalmente está sucediendo -agregó- y no es casualidad que coincida con la partida de mi viejo a quien mi abuelo le cerró el piano con llave y lo mandó a estudiar a la facultad, y eso es una foto para mí que ahora que él se fue, yo estoy haciendo a la inversa porque el programa Los Mammones me permitió abrir el piano”.

Es que si bien había estudiado en el conservatorio, su costado musical era, hasta ahora, el menos conocido: “Este programa me dio la posibilidad de abrir el piano y que músicos como Moris o Lito Vitale vengan y me traten como un par, eso es muy flashero”.

Los Gardel

Lo primero que pensó Mammón cuando le ofrecieron conducir la entrega de premios que tendrá lugar este viernes fue lo mismo que cada vez que, ultimamente, pasa por su mente cuando le proponen cosas de “un nivel tan elevado”: “Me sorprende por un estado de inconsciencia que estoy atravesando y está bueno también porque me ayuda a no pegarme ningún viaje equivocado; de hecho tengo gente asignada para que me pegue una piña llegado el caso. Siento que me queda grande el saco pero a la vez me siento honrado, me encanta, dentro de esa inconsciencia soy feliz y lo hago”, confesó.

Respecto de los desafíos que tiene la conducción de una entrega de galardones que, con el despliegue de artistas como Ricky Gervais en los Globos de Oro o Jimmy Kimmel en los Oscar se convirtió en un género en sí mismo, el artista confesó: “La conducción de eventos se transformó en un rubro pero no lo pensé desde ese lugar; pensé: «¿por qué me llaman a mí? ¿por qué no llamaron a Peluffo?». Pero estoy feliz, súper honrado. En primer lugar los Gardel son los más importantes en la música, empezaron hace un montón y cada año, antes de ser conocido, los seguía porque amo la música. Respecto del desafío, yo estoy acostumbrado a que haya un orden que yo pueda desordenar y acá, si bien tampoco hay mucho margen para el desorden, está presente la impronta porque tanto Eleonora como yo tenemos una identidad y una manera de comunicar que, más allá de lo que tengamos que decir, será a nuestro estilo”.

Los Mammones

En el ambiente se dice que la mayoría de los músicos argentinos quieren ir a Los Mammones, porque es un espacio para tocar en vivo. “Cuando arrancamos, el productor José Núñez me dijo «ponemos un piano en el estudio» y yo pensé: «¿te parece un piano en el estudio?». Al primer programa vino Natalia Oreiro y surgió «vamos al piano» y cantamos sus temas, después vino Nancy Dupláa y cantamos canciones de su infancia, y se fue generando un espacio que me conectó con la música. Igual reconozco que hay otros lugares para la música en vivo en la tele de hoy: el programa de Gerardo Rozín (La peña de Morfi, Telefe), en la TV Pública hay espacios, está Pasión de sábado (América). Los músicos los valoran mucho y vienen a compartir lo que están haciendo. Muchos me dicen «no tengo nada nuevo para vender pero voy porque quiero» y eso es hermoso porque ahí sí la pandemia entró como una crisis que se convirtió en oportunidad porque terminó siendo una especie de streaming con el que se meten en la casa de la gente”, relató el conductor sobre el espacio musical del programa.

Además y sobre su rol como entrevistador apuntó: “No entro en un rol de periodista porque no lo soy, sino en un diálogo con inquietudes genuinas, laburo con equipos que trabajan un montón, me gusta estudiar la data de los entrevistados porque la premisa es que la pasen bien, pero está en mi esencia ese tono de charla. No hay una estrategia, siento empatía y una admiración genuina. Yo soy la TV Guía, de chiquito amaba la tele, los famosos y termino haciéndome amigo muchas veces de los invitados. Pienso que el hecho de que haya un sillón generó una cosa más íntima, casi un estado de inconsciencia de que estoy entrando en la casa de los demás. Aunque en Estelita había dos sillas. Yo siempre hablo de Estelita en tercera persona hasta que mi terapeuta me llamó la atención porque yo le decía «Estelita tiene un programa y yo no» y ella me dijo «te recuerdo que vos sos Estelita» y yo dije «claro, soy yo», pero de verdad siento que tiene vida propia. Después me di cuenta de que sí, que no me estaba escondiendo en los anteojos, simplemente los tenía porque me daba fiaca maquillarme los ojos nada más. Mirtha me dijo «me gusta este Jey sin peluca»”.

Comentarios

10