Ciudad

Pandemia

Javkin planifica flexibilizar la cuarentena con bloques horarios para distintas actividades

El intendente de Rosario le da forma a una propuesta de que los comercios trabajen por turno. Esto implica adelantar los bancos de 8 a 13, y a partir de esa hora los comercios. Falta que el gobierno nacional acepte el pedido

Foto: Silvio Moriconi / Prensa MR

El intendente municipal Pablo Javkin avanza en un cronograma de horarios para habilitar el funcionamiento del sector comercial en Rosario. Ya solicitó a los bancos que adelanten su horario de atención para descomprimir la circulación de gente luego del mediodía. El gobernador Omar Perotti podrá aprobar la propuesta después del 10 de mayo.

Luego de nueve días sin nuevos contagios de coronavirus en Rosario y tan solo un caso en toda la provincia durante ese período, el municipio coordina con distintos sectores para ampliar la flexibilización de actividades. Si bien el gobernador Omar Perotti anunció la habilitación de algunos rubros en localidades pequeñas dejó en claro que Rosario y Santa Fe deberán aguardar hasta nuevo aviso,

Mientras tanto Javkin le da forma a una propuesta de trabajo pensando en los días posteriores al 10 de mayo. Se trata de la fecha en que vence la modalidad de la cuarentena anunciada por Alberto Fernández, en la que poblaciones con más de 5 mil habitantes no pueden flexibilizar actividades. El intendente y el gobernador de la provincia apuntan a que a partir del lunes, las actividades puedan ser administradas por el municipio local.

Esto implica adelantar los bancos de 8 a 13, y a partir de esa hora los comercios. El intendente sostuvo que Rosario “está en condiciones” de reactivar distintos sectores de la economía de la ciudad. La idea es organizar actividades “por bloques horarios, sin descuidar la cuestión sanitaria y evitando la saturación del transporte público”.

Javkin sostuvo que si bien los resultados son buenos hay que estar atentos y que ayer fueron 15 provincias argentinas sin nuevos casos. Recordó que cuando se dieron dos casos en barrios populares la intervención fue “inmediata”.

Por otra parte sostuvo que la clave es el control de transporte público, para evitar las aglomeraciones. “Con la provincia tramitamos la nueva apertura de rubros. Vamos a dividir la ciudad en dos bloques horarios”, aseguró.

En este sentido, Fabio Acosta, presidente de la Asociación Casco Histórico de la ciudad, admitió que existe expectativa de que a partir de la semana que viene los comercios vuelvan a funcionar con los protocolos sanitarios correspondientes. Este martes participó junto a representantes de distintos sectores productivos de una reunión con el gobernador Omar Perotti.

Como saldo de la reunión virtual, Acosta consideró que de aprobarse el esquema que piensa el ejecutivo municipal, Rosario estará “casi con plena actividad”. Entre los rubros que se habilitarían mencionó mudanzas, obras civiles y pequeños que van a sumarse como herreria, vidriería, carpintería, marmolería y herrajería.

La idea está puesta en que el comercio funcione de tarde. Esto no significa un problema para los comercios de barrio pero a la vez no convence a los comerciantes del centro que quieren aprovechar la circulación durante la actividad bancaria. Para el Ejecutivo municipal no es una posibilidad compatibilizar ambas actividades en la zona céntrica ya que generaría un cuello de botella en el transporte público.

 

 

Comentarios