Mundo

Blanqueó la situación

Japón anunció que comenzará a cazar ballenas con fines comerciales

Informó su retiro de la Comisión Ballenera Internacional. En realidad nunca dejó totalmente de cazar cetáceos, sirviéndose de un punto de la moratoria de 1986 que autoriza la captura de estos animales para la investigación. Australia y Nueva Zelanda fueron los primeros en criticar esta nueva postura


El gobierno nipón abre así un nuevo frente entre los detractores y los defensores de la caza de cetáceos.

Japón anunció este miércoles su retirada de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) con el objetivo de “reanudar la caza comercial el próximo mes de julio”, desafiando a los defensores de los cetáceos 30 años después de haber puesto fin a esa práctica, al menos oficialmente.

En realidad, Japón nunca dejó totalmente de cazar ballenas, sirviéndose de un punto de la moratoria de 1986 que autoriza la captura de esos animales para la investigación.

Pero ahora, retomará públicamente la caza con fines comerciales, como ya hacen Islandia y Noruega.

Las críticas no tardaron en llegar. El gobierno australiano dijo estar “extremadamente decepcionado” y exhortó a Japón a reconsiderar su posición.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores neozelandés Winston Peters envió a Tokio un mensaje similar, criticando “una práctica anticuada e inútil”.

El gobierno nipón abre así un nuevo frente entre los detractores y los defensores de la caza de cetáceos, que los japoneses, especialmente los más nacionalistas, consideran como una importante tradición nipona.

La última temporada, los pescadores nipones mataron a cerca de 600 ballenas en concepto de expediciones científicas, en la Antártida y en el Pacífico. A pesar de esta razón oficial, la carne del cetáceo suele ir a parar a los mostradores de las pescaderías.

Aunque en la actualidad la mayoría de los japoneses aseguran que no la consumen, o que lo hacen muy de vez en cuando.

Las cacerías realmente grandes de ballenas no comenzaron hasta después de la Segunda Guerra Mundial, en un momento en que Japón estaba en ruinas y su población se moría de hambre.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios