Espectáculos

Antiderechos

J.K. Rowling, la polémica autora de “Harry Potter”, pidió desafiante: “Espero que me arresten”

Ante la nueva ley en Escocia que condena los discursos y delitos de odio, la escritora británica recurrió una vez más a las redes sociales para ratificar su postura frente al colectivo travesti-trans y de la diversidad, entre otras formas de discriminación como las raciales o religiosas


Lejos de que el paso de los años la lleven a modificar su postura frente a la diversidad y el colectivo travesti-trans, entre otras formas de discriminación, J.K. Rowling, creadora de la serie de novelas de Harry Potter, quien vive en Edimburgo, publicó varios mensajes en sus redes que se volvieron virales en los que utilizó los pronombres incorrectos para referirse a mujeres transgénero, incluidas activistas y otras figuras públicas.

Rowling también invitó a las autoridades escocesas a que la arresten si creen que ha cometido un delito, frente a una nueva ley en Escocia que condena los discursos y delitos de odio.

Según publicó la escritora y reproduce por estas horas la cadena BBC, “la libertad de expresión y de creencias llegarían a su fin si se prohibiera la descripción precisa del sexo biológico de una persona”.

La nueva Ley de Delitos de Odio y Orden Público de Escocia, que entró en vigor este lunes, crea un nuevo delito por “incitar al odio” relacionado con la edad, la discapacidad, la religión, la orientación sexual, la identidad transgénero o el ser intersexual.

Ante las expresiones de Rowling, la ministra de Seguridad para las Víctimas y la Comunidad de Escocia, Siobhian Brown, dijo que, si bien utilizar los pronombres equivocados para las personas trans no es un crimen de odio, la policía podría decidir si investiga las expresiones de la autora que una vez más deja en claro su postura antiderechos.

“Podría ser denunciada y podría ser investigada. Depende de la policía de Escocia decidir si es un delito o no”, sostuvo la funcionaria.

De acuerdo con el primer ministro escocés, Humza Yousaf, la nueva ley pretende abordar una “creciente marea de odio”.

Vic Valentine, de la organización benéfica Scottish Trans, dijo que la organización apoyaba la ley debido al “grave impacto que los delitos de odio pueden tener en las personas del colectivo LGBTIQ+”. Y añadió que no criminaliza comportamientos que las personas transgénero podrían simplemente encontrar molestos, ofensivos o incluso transfóbicos.

Incluso este lunes, un grupo de personas realizó una protesta en contra de la nueva ley a las afueras del Parlamento escocés.

Rowling, odiante

En sus mensajes de las últimas horas en las redes sociales, claramente con la necesidad de provocar y desatar una vez más el debate,  J.K. Rowling dijo que los legisladores escoceses le dieron mayor valor a los sentimientos de los hombres, en referencia a las personas trans, sobre los derechos y libertades de las mujeres y niñas que ella considera “reales”.

“La libertad de expresión y de creencias llega a su fin en Escocia si la descripción precisa del sexo biológico se considera criminal”, agregó en un confuso mensaje.

Rowling destacó algunos casos penales, incluido el de una persona trans condenada por violencia sexual de nombre Isla Bryson y también el de Andrew Miller, quien secuestró y agredió a una niña en la frontera escocesa. Se refirió a estas personas como hombres con la clara intención de asociar lo trans con algo delictivo.

“Actualmente estoy fuera del país, pero si lo que he escrito aquí se considera un delito según los términos de la nueva ley, espero ser arrestada cuando regrese al lugar de nacimiento de la Ilustración escocesa”, escribió Rowling desafiante.

Una larga historia

La nueva ley que entró en vigencia este lunes y que busca frenar desde la legalidad la avanzada de la ultraderecha en gran parte de Europa, como en el resto del mundo, prevé penas de hasta 7 años de prisión.

Desde hace varios años, Rowling es criticada por sus constantes comentarios y publicaciones en contra de las personas transgénero. Fue en 2019 cuando comenzó públicamente a plantear su opinión sobre este tema, alegando que sólo puede ser mujer la persona que nace con ese género.

Desde entonces, escribió en contra de las mujeres trans en redes sociales, ensayos y hasta en una novela enormemente cuestionada, en la que presentó a un asesino en serie que se vestía de mujer con la clara intención de criminalizar a las personas del colectivo, por lo que recibió el repudió incluso de referentes del ambiente artístico, político y cultural.

Según ella, los derechos de las mujeres trans opacan la lucha de las personas que nacieron siendo mujeres biológicamente.

En los últimos años ha habido llamados en varias ocasiones a boicotear los proyectos de Rowling, como el sitio web Pottermore y las películas más recientes de la saga del estudio Warner Brothers.

Numerosos actores, como Cynthia Nixon y Pete Davidson, así como algunos que han participado en la propia saga de Harry Potter, como el ya fallecido Robbie Coltran, criticaron directamente a la escritora por sus dichos y sus acciones.

Pero la voz crítica más significativa en esta lucha contra la autora fue y es la de Daniel Radcliffe, actor que interpretó al personaje de Harry Potter en las ocho entregas de cine.

“A todas las personas que ahora sienten que su experiencia con los libros se ha visto empañada o disminuida, lamento profundamente el dolor que estos comentarios les han causado”, dijo Radcliffe en 2020 en respuesta a unos tweets de Rowling. Y sumó: “Realmente espero que no pierdan por completo que estas historias fueron valiosas para ustedes”.

Comentarios