Edición Impresa, Mundo, Últimas

Italia: sin mayoría, ganó Bersani

Se dio el peor escenario para la crisis italiana: el candidato de centroizquierda obtuvo una mínima ventaja en el Senado sobre la derecha de Berlusconi, por lo que se abrirá un periodo de inestabilidad para nombrar al futuro primer ministro.


italiadentro

La centroizquierda de Pier Luigi Bersani se perfilaba ayer victoriosa en la Cámara de Diputados pero con una ajustada ventaja sobre la derecha de Silvio Berlusconi en el Senado, según los resultados parciales de las legislativas en Italia, lo que alimenta los temores de inestabilidad. En tanto, aunque sin un claro ganador, la elección tuvo su sorpresa: el payaso televisivo Beppe Grillo obtuvo un espectacular 24 por ciento de los votos y relegó al ex premier Mario Monti al cuarto puesto con un 9,2 por ciento.

El Partido Democrático de Bersani se adjudicó una cómoda victoria en la Cámara de Diputados con el 55 por ciento de los votos, tras el escrutinio de una tercera parte de los colegios electorales. Sin embargo, el reñido resultado en el Senado, donde obtiene el 32,9 por ciento de los votos por delante de la derecha de Silvio Berlusconi (29,2), suscita incertidumbre dentro y fuera de Italia.

La engorrosa ley electoral impedirá que la izquierda obtenga la hegemonía en el Senado, ya que adjudica un premio de mayoría en función de los resultados regionales, y no nacionales.

Se trata del escenario más negativo para la península, acosada por la crisis económica y la recesión, según los observadores.

Por su parte el Movimiento de las Cinco Estrellas liderado por el candidato antisistema Grillo obtenía 24 por ciento de los votos mientras que la coalición de centro de Mario Monti lograba un 9,2 por ciento.

En caso de una mayoría de signo distinto en cada una de las dos cámaras se abriría un periodo de inestabilidad para nombrar al futuro primer ministro.

Los mercados reaccionaron con una caída burátil ante la incertidumbre política, aunque la Bolsa de Milán cerró con una ligera alza del 0,73 por ciento.

Las primeras proyecciones, basadas en los escrutinios reales, daban a la derecha de Berlusconi la mayoría en el Senado, lo que invirtió los resultados de los sondeos a boca de urna que adjudicaban la victoria a la izquierda, pero pocas horas después el dato volvió a cambiar.

La inestabilidad de la tercera economía de la zona euro preocupa a los dirigentes del viejo continente porque podría volver a desatar una nueva crisis de la deuda soberana.

“Si se confirma ese cuadro,  hay que volver a las urnas”, aseguró uno de los líderes del partido democrático, Stefano Fassina, resumiendo el sentimiento de decepción que reina en la izquierda.

“Estamos dando la impresión de un país aniquilado”, confesó con similar ánimo  Alessandra Moretti, candidata del PD en Veneto, en la sede romana del partido.

Comentarios