El Hincha Mundial

El Mundial de las pibas

Islandia, pionera en equidad de género

Mientras en nuestro país las pibas que nos representan en el fútbol femenino tienen que pedir a gritos que la AFA les dé un mínimo apoyo, en Islandia los jugadores de fútbol masculino cobran lo mismo que las chicas que patean la pelota.


 

El país se paralizó desde temprano. El debut tan esperado llegó, aunque no como esperábamos. En el desarrollo del partido, la red del pajarito se llenó de mensajes de apoyo al equipo de Messi y también de fotos de los jugadores de Islandia. Claro, los muchachos de rubio llamaron la atención tanto de argentinas como argentinos por sus cualidades físicas. Y no tardaron en aparecer en las redes los memes del parecido de algunos de estos futbolistas nórdicos con el superhéroe Thor, de Marvel.

Meme va, meme viene, surgieron otros datos de este país de poco más de 300 mil habitantes que le hizo frente a la Selección. Algunos desconocidos, otros no tanto.

Islandia se paró en la cancha, se plantó y consiguió un empate que vale oro para el país que debuta este año en la Copa del Mundo. Si bien no es un candidato firme para ganarla, si se tratara de un partido de igualdad de género, Islandia se impone sobre la mayoría de los países y sería un gran candidato a ganar el Mundial de la Igualdad.

Uno de los datos llamó la atención por sobre los otros. Y no fue que tanto hombres como mujeres tienen la misma cantidad de días de licencia por maternidad (90) o que el aborto sea legal. Este año en la isla se aprobó una ley de avanzada y por la que también luchamos en nuestro país, pero que por lo pronto estamos lejos de alcanzar: declarar ilegal la diferencia salarial entre hombres y mujeres. Es el primer país del mundo que prohíbe por ley la desigualdad de cualquier colectivo, sin importar el sexo, la identidad de género, el grupo étnico, la identidad sexual, la nacionalidad o la religión.

Mientras en nuestro país las pibas que nos representan en el fútbol femenino tienen que pedir a gritos que la AFA les dé un mínimo apoyo y deben resignarse a mirar por televisión cómo para ellos hay hasta ocho parrillas, 300 kilos de carne y otras vituallas –y para ellas ni un viático–, en Islandia los jugadores de fútbol masculino cobran lo mismo que las chicas que patean la pelota.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios