Edición Impresa, Policiales

Menores

El chico quemado en el Irar “con buen pronóstico”

Silberstein defendió la acción oficial ante pibe que se prendió fuego.


La noche del lunes 7 de marzo, un adolescente de 16 años sufrió quemaduras en el 70 por ciento del cuerpo dentro de una celda del Irar. Desde entonces, el chico se encuentra internado en la terapia intensiva del hospital Eva Perón de Granadero Baigorria, con estado reservado. El caso tomó estado público una semana después por una nota publicada en este diario, el mismo día que el hecho comenzó a ser investigado por la fiscal de Violencia Institucional Karina Batocci. El ministro de Justicia y Derechos Humanos de Santa Fe, Ricardo Silberstein, aclaró en una entrevista con El Ciudadano algunos puntos relacionados con el caso: dijo que el chico “no agoniza” y que su salud “tiene buen pronóstico”. Agregó que no fueron 15 sino 5 los minutos que el adolescente estuvo encerrado en la celda con el colchón quemado y que el mismo no era común sino “retardatario”. Además, informó que el adolescente recibió la inmediata atención de un enfermero y luego fue trasladado al hospital. Por último aclaró que la institución no tiene ninguna obligación de dar aviso al Ministerio Público de la Acusación, como sí al juzgado de Menores, que fue lo que se hizo telefónicamente esa noche. De todas maneras, el funcionario adelantó que abrió un sumario interno para esclarecer cómo fueron las circunstancias del incendio.

La salud

En relación con la salud de Pablo V., de 16 años y quien estaba privado de la libertad por orden del juzgado de Menores Nº 4, Silberstein dijo que, si bien tiene quemaduras en el 70 por ciento del cuerpo, las mismas son leves: “El chico no agoniza. Y en principio el pronóstico dice que va a estar bien. Si está en terapia intensiva es porque cuando uno tiene quemaduras hay riesgo de infecciones. El chico tuvo una neumonía y le hicieron una traqueotomía pero no porque haya aspirado monóxido de carbono, porque si hubiese aspirado monóxido durante 15 minutos no estaría vivo”.

En ese sentido, el ministro de Justicia se refirió al tiempo transcurrido entre la quema del colchón dentro de la celda individual en la que Pablo estaba encerrado y la reacción ante el humo por parte del personal que le permitió salir: “Esto ocurrió aproximadamente a las 22 horas, el humo se vio a las 22.05. No tardaron 15 minutos sino 5. Porque si el chico hubiera estado encerrado 15 minutos estaría muerto. El chico fue visto prácticamente en el acto”.

La misma reflexión brindó sobre el colchón: “Los chicos tienen colchones especiales, son retardatarios de prender fuego. Si no estaría muerto”.

Sobre la ausencia de médicos dentro del Irar en esos momentos, Silberstein dijo que los profesionales de la salud realizan coberturas de ochos horas diarias, pero que durante las 24 horas hay enfermeros. Además mencionó que tienen un acuerdo con los prestadores de salud públicos para que atiendan a los menores: “La prueba fue este caso. El chico tuvo una atención que no la tenemos ni nosotros en una casa particular. A las 22.35, es decir, a la media hora, estaba en el hospital Eva Perón de Granadero Baigorria”, resaltó.

La denuncia

Consultado sobre la demora en dar aviso a la Fiscalía para que determine si hubo alguna negligencia o delito, Silberstein fue muy claro: “Nosotros no tenemos ninguna obligación de darle aviso a la Fiscalía. Sí estamos obligados a avisarle al juzgado de Menores, que fue lo que hicimos en el momento. Esa misma noche se le avisó al secretario del juzgado y la jueza María Dolores Aguirre Guarrochena tuvo el informe al día siguiente”, dijo el funcionario para concluir que lo principal es la evolución en salud del adolescente y conocer los resultados del sumario interno que abrió para que se esclarezcan los hechos.

La fiscal Bartocci solicitó medidas a Bomberos y PDI

La fiscal de Violencia Institucional Karina Bartocci, quien tomó el caso del chico quemado en el Irar el lunes de la semana pasada, dijo ayer que está trabajando en conjunto con el Juzgado de Menores Nª 4, donde ya se tomaron entrevistas a adolescentes que estaban alojados en el mismo sector que el joven lesionado.

Asimismo agregó que solicitó la colaboración de la Policía científica y de bomberos para que informen un panorama del lugar, croquis y rastros del siniestro.

Por último dijo que investiga si existió algún problema previo al incendio y si hay personal involucrado.

Juzgado de menores

La jueza de Menores María Dolores Aguirre Guarrochena fue consultada por este diario sobre las medidas tomadas a raíz de las lesiones que sufrió un adolescente de 16 años dentro del Irar y que aún permanece con cuidados intensivos. La magistrada dijo a El Ciudadano que por el momento prefería no realizar declaraciones a la prensa.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios