Edición Impresa, Política

Ipec: la inflación de marzo en Santa Fe fue del 2,3%

La medición arrojó que la suba más significativa en los bienes se dio en el rubro “alimentos y bebidas".

El Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec) dio a conocer ayer el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de Santa Fe, que tuvo una variación del 2,3 por ciento, el doble que la medida a nivel nacional. El dato corresponde a marzo último y surge en comparación con los números de febrero pasado. El índice provincial se compone de los precios de los aglomerados de la ciudad capital, que registró un aumento del 2,5 por ciento, y de Rosario, que presentó un incremento del 2,2 por ciento.

Del total de la suba de precios al consumidor los bienes –que representan el 69,28 por ciento de la canasta– exhibieron una variación de 2,6 por ciento, mientras que los servicios, que representan el 30,72 por ciento, mostraron en marzo un aumento del 1,6 por ciento con respecto a febrero.

De acuerdo al registro provincial, se produjeron incrementos en el rubro alimentos y bebidas, 3,3 por ciento; indumentaria, 1,9; vivienda y servicios básicos, 1,6; equipamiento y mantenimiento del hogar, 1,4; atención médica y gastos para la salud, 1,3; transporte y comunicaciones, 1,1; esparcimiento con una caída de -0,6 por ciento; educación con una suba de 5,8: y otros bienes y servicios 3,1 por ciento.

El rubro “alimentos y bebidas” es el que más aumentó en los tres primeros meses del año. Allí parece radicar el principal problema, en un escenario de tensión de precios, que afecta sobre todo al bolsillo del asalariado. Cabe mencionar que unas pocas empresas controlan en todo el país la producción y la comercialización de alimentos y bebidas (posición dominante), las mismas que forman los precios que aparecen en góndola. Esta situación, después de los efectos negativos de la crisis mundial, se da en un evidente contexto de recuperación económica e incremento del consumo, que no es acompañado por un aumento de la oferta de bienes y servicios.   

En el aglomerado Rosario se registró, como se dijo, un incremento del 2,2 por ciento en el nivel general de precios durante marzo con relación al mes anterior. Los bienes que integran la canasta tuvieron un incremento del 2,4 por ciento, en tanto los servicios presentaron una variación del 1,6 por ciento, respecto a febrero.

Alimentos y bebidas subió un 3 por ciento; indumentaria, 2,5; vivienda y servicios básicos, 1,6; equipamiento y mantenimiento del hogar, 1,3; atención médica y gastos para la salud, 1,1; transporte y comunicaciones, 0,9; esparcimiento, cayó un 0,8; educación subió 7,5; y otros bienes y servicios lo hicieron un 3,1 por ciento.

En la ciudad de Santa Fe y sus alrededores el IPC mostró un incremento del 2,5 por ciento durante marzo. En el aglomerado Santa Fe los bienes que integran la canasta tuvieron un incremento del 2,9 por ciento, en tanto los servicios presentaron una variación del 1,4 por ciento.

Alimentos y bebidas subió un 4,0 por ciento; indumentaria, 0,4; vivienda y servicios básicos, 1,4; equipamiento y mantenimiento del hogar, 1,4; atención médica y gastos para la salud, 1,9; transporte y comunicaciones, 1,8; esparcimiento cayó 0,3 por ciento; educación subió 1,2; y otros bienes y servicios treparon 3 por ciento.

El IPC provincial se calcula a partir de los registros del aglomerado Rosario (Funes, Granadero Baigorria, Pérez, Rosario, Soldini, Villa Gobernador Gálvez, Capitán Bermúdez, Fray Luis Beltrán, Puerto General San Martín, Roldán y San Lorenzo) y del aglomerado Santa Fe (Recreo, San José del Rincón, Santa Fe, Santo Tomé y Sauce Viejo). En el aglomerado Rosario se toman aproximadamente 15.700 precios mensuales, provistos por 1.220 informantes. En el aglomerado Santa Fe se incorporan alrededor de 9.500 precios por mes, suministrados por más de 700 informantes.

Comentarios