País

Fue inscripta dos veces por diferentes mujeres

Investigan supuesta venta de una bebé en Misiones

Todo saltó a la luz cuando una trabajadora de la comuna se presentó con un certificado que daba cuenta de que había sido madre, sin embargo, nunca tuvo signos de haber estado embarazada.


La Justicia de Misiones investiga el extraño caso de una beba que fue inscripta dos veces por diferentes mujeres. Sucedió en la localidad de Candelaria.

Ricardo Balor, titular del Juzgado de Instrucción Seis, ordenó en las últimas horas varias detenciones (entre ellas, la de la enfermera que firmó el acta supuestamente apócrifa) y dictó el secreto de sumario. “Falsificación de documentos públicos y supresión de identidad” serían las causas. La niña, en tanto, quedó al resguardo de la Justicia.

Todo salió a la luz cuando una mujer presentó en su trabajo un certificado que daba cuenta de que había sido madre.

“Una empleada municipal presentó un certificado de nacimiento de un bebé que supuestamente era de ella”, comenzó explicando al diario El Territorio, Daniel Luna, intendente de Candelaria.

“La mujer había faltado cinco días al trabajo y cuando se le exigió que presente alguna documentación por su ausencia, trajo un certificado de nacimiento y una documentación de un DNI en trámite de un menor recién nacido de ella”.

“El viernes a la mañana me pasan el legajo y como nosotros no teníamos ningún documento médico de ella que diga que estaba embarazada, nunca presentó certificados de embarazo, ante esa anormalidad se presentó la documentación que nosotros teníamos a la Fiscalía 6 para que la Justicia investigue”, precisó el jefe comunal.

Si bien dejó en claro que no puede confirmar si se trató de un bebé que fue comprado, indicó: “En lo documental ella presentó como si hubiese tenido un bebé, pero nunca certificó haber estado embarazada. Ante esa duda, yo presenté la documentación a la Justicia. Además, sé que la delegada local del Registro de las Personas, Alba Ramos, también hizo una denuncia el lunes en la Policía”.

La empleada municipal fue a trabajar normalmente el lunes, lo que provocó aún más suspicacias en sus compañeros de trabajo y en el propio intendente.

“Yo no hablé personalmente con ella, pero se presentó a trabajar y di la orden de que no lo haga porque en lo legal ella acaba de ser mamá. También di la orden a la Oficina de Personal de que se le exijan los certificados médicos de embarazo y del parto para adjuntarlos a su legajo. Si presentó un certificado de que dio a luz, le corresponde gozar de la licencia por maternidad, entonces se la mandó a la casa y se le exigieron todos los papeles que hasta ahora no presentó”, aclaró.

Según una publicación en un muro de Facebook a nombre de Angélica F., “Susana -la empleada municipal- inscribió a una recién nacida como hija propia cuando en realidad la niña sería de una mujer de nombre María, que habría vivido en los últimos tiempos en la casa de Susana con la finalidad de que cuando naciera la niña se la entregaría”.

Falsificación en Candelaria

Alejandra Soto, titular del Registro Provincial de las Personas, detalló: “Por lo pronto, tenemos dos inscripciones generadas para una misma persona, no sabemos si en el segundo certificado médico que se generó en Candelaria, la firma de la doctora es una firma de puño y letra o está falsificada”.

“Sí sabemos que el primer certificado es el que sale del Hospital Madariaga (Misiones) y es el válido, porque sale de la sala de parto, van a internación y automáticamente se le genera la partida de nacimiento, porque se hace todo dentro del nosocomio”.

Y continuó: “Cuando se genera en Candelaria la partida de nacimiento, la delegada después de unos días es increpada por una enfermera del hospital local, que le pide que anule todo y que deje sin efecto los papeles generados”.

“Ahí es cuando la delegada local se preguntó qué está pasando y fue a la Policía, hizo la denuncia y se comunicó conmigo para mandarme los antecedentes. Ahora estamos esperando que actúe la Justicia”.

“Entendemos que lo que se produce en Candelaria es una falsificación de todo el procedimiento porque, aparentemente, hay una sustracción de bebé, ya que se presentó otra chica a inscribir al mismo bebé”, sostuvo Soto.

Asimismo, remarcó: “Ahora esperamos la resolución de la Justicia, lógicamente ya advertimos al Registro Nacional de las Personas (Renaper) de la confección del DNI y la Justicia luego dará o no órdenes de anular el acta. Ellos, la Justicia, determinarán si hubo venta o sustracción. En principio hablamos de un bebé con dos madres porque hay dos actas generadas”.

“Como organismo administrativo -agregó-, nosotros generamos la partida de nacimiento cuando se presentan con un certificado de nacimiento de un nosocomio público o privado. Pero no hay cómo cruzar los datos, por eso vengo proponiendo un certificado de nacimiento digital, porque ahí automáticamente se va cruzando la información en la base de datos nuestra”.

En tanto, fuentes de Salud consultadas por el matutino expresaron: “No tenemos nada que ver nosotros como Parque de la Salud, sino que la situación anómala se produce en Candelaria. Ahí están investigando cómo fueron las circunstancias. Acá la madre biológica parió, anotó a su hijo y lo llevó de acá con los papeles, como la ley manda, acá no hubo ningún tipo de alteración de ninguna naturaleza”.

La médica, Mariana Diebel, cuya firma está en el certificado de nacimiento de la niña nacida, según el documento, el 1 de julio pasado dijo consultada por el matutino: “Yo firmé el certificado de nacimiento de la bebé pero no atendí el parto”.

“Me confié en lo que dijo mi compañera de trabajo y en lo que dijo la mamá cuando llegó al consultorio externo del hospital donde estaba yo atendiendo y después de examinarla y examinar a la niña realicé los pasos necesarios de rutina como ser toma de huellas del pié del recién nacido, etcétera y firmé el certificado que Susana me indicó que necesitaba para inscribir a la niña”, agregó.

“Me pongo a disposición de la justicia para colaborar con la investigación porque se que no tengo nada que ver porque no atendí el parto, el parto lo atendió Patricia (por la enfermera que fue demorada en la noche del miércoles) al menos eso me dijo ella y yo le creí”, dijo llorando.

Ante la consulta sobre cómo accedieron al formulario para la confección de la certificación de nacimiento, dijo: “El formulario para el certificado de nacimiento lo solemos tener en la guardia o los tiene el de seguridad en resguardo, no es de difícil acceso.

Quisiera volver el tiempo atrás para no estar pasando por esto”.Diebel dijo no conocer mucho a Susana, que la atendió en una oportunidad en una emergencia y la derivó a Posadas, de eso hace varios meses y el 5 de julio cuando la supuesta mama de la niña se presentó a atenderse y solicitar el certificado.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios