Ciudad, Últimas

Coronavirus

Investigan la muerte de un hombre que desarrolló una trombosis tras padecer covid y vacunarse

Su caso es estudiado por la Comisión Nacional de Seguridad en Vacunas (Conaseva) ya que el hombre se había vacunado, pero además había tenido covid


 

La muerte de un hombre de 36 años en un sanatorio de Rosario donde estaba internado por una trombosis cerebral abrió una investigación para establecer qué provocó la enfermedad. Su caso es estudiado por la Comisión Nacional de Seguridad en Vacunas (Conaseva) ya que el hombre se había vacunado, pero además había tenido covid.

El hombre estaba internado hacía 15 días por una trombosis cerebral que se desarrolló presuntamente, tras haber recibido la vacuna Astrazeneca. El paciente se había contagiado covid-19 un tiempo antes y se estima que se fue vacunado por tener comorbilidades aunque no se detallaron cuales. De todos modos, los estudios publicados sobre efectos secundarios del covid aseguran que la trombosis es una de las secuelas que produce la enfermedad, por lo que es difícil atribuirle la enfermedad a la vacuna.

El tema no es nuevo, ya que en Europa comenzaron a estudiar los efectos de la vacuna hace varios meses. De hecho, investigadores de la Universidad de Oxford, que ayudaron a desarrollar la vacuna, encontraron que el peligro de sufrir trombosis venosa cerebral (TVC) después de contraer el coronavirus es alrededor de cien veces superior que por los efectos de la vacunación.

Desde el laboratorio AstraZeneca afirman qu los episodios registrados, hasta ahora en Europa, estén asociados a la vacunación y que el número de coágulos sanguíneos notificados después de la inmunización no es mayor de lo que ocurriría normalmente. Sobre el estudio, la Universidad de Oxford, advirtió que las comparaciones deben interpretarse con cautela porque los investigadores aún están recopilando datos.

Paul Harrison, profesor de psiquiatría y director del Grupo de Neurobiología Traslacional de la universidad, dijo que el estudio había llegado a “conclusiones importantes”. “Hay preocupaciones sobre las posibles asociaciones entre las vacunas y la trombosis, lo que hace que los gobiernos y los reguladores restrinjan el uso de ciertas vacunas”, precisó.

“Hemos llegado a dos conclusiones importantes. En primer lugar, el coronavirus aumenta notablemente el riesgo de trombosis, lo que se suma a la lista de problemas de coagulación de la sangre que causa esta infección”, explicó. “En segundo lugar el riesgo de coronavirus es más alto de lo que vemos con las vacunas actuales, incluso para los menores de 30 años; algo que debe tenerse en cuenta al considerar los equilibrios entre riesgos y beneficios de la vacunación”, añadió.

Comentarios