Coronavirus, País

Violencia en Tucumán

Investigan a policías por maltratar a un hombre de 70 años durante un control por la cuarentena

Un video casero, filmado por una vecina, muestra como los efectivos forcejearon con hombre hasta tirarlo de la moto en la que circulaba, para luego reducirlo, esposarlo con las manos en la espalda y tirarlo boca abajo en la vereda. El Ministerio de Seguridad tucumano abrió una investigación sumaria


Foto: La Izquierda diario

Cuatro policías de Tucumán comenzaron a ser investigados acusados de maltratar a un hombre de 70 años, tras quedar filmados por una vecina durante un procedimiento en la ciudad de Tucumán en el cual aparentemente incriminaban a la víctima de estar violando el aislamiento preventivo por el coronavirus, informaron este miércoles fuentes oficiales.

“Indudablemente el video muestra de manera clara un extremado exceso de violencia y abuso de autoridad”, indicó este miércoles el subsecretario de Seguridad de la provincia, José Ardiles.

De acuerdo con las imágenes de ese video casero, todo sucedió este martes por la tarde en la calle Larrea, entre Congreso y Las Heras, de la capital tucumana, donde un grupo de entre 4 y 5 efectivos forcejearon con el “El Pila (nombre por el que lo conocen en el barrio) hasta tirarlo de la moto en la que circulaba, para luego reducirlo.

“¿Por qué lo van a llevar a él? ¡No lo lleven! El hombre está enfermo”, se escucha decir a una mujer en el video registrado, que captó en un primer momento cómo dos policías se llevan hacia un costado una moto color roja.

Segundos después se observa a otros dos efectivos reduciendo al hombre, uno de cada lado, mientras un tercero está de pie a escasos centímetros, y el damnificado, vestido con ropa clara, esposado con las manos en la espalda y tirado boca abajo en la vereda.

“¡Sáquenle esas esposas, por favor!”, exclama la misma mujer.

“Por este tipo de casos es que de manera permanente se recalca a los mandos intermedios que instruyan al personal policial sobre lo que establece el protocolo del uso racional de la fuerza y respeto irrestricto de los derechos humanos”, indicó Ardiles, y agregó: “La Policía debe recordar que ante todo son protectores de la ciudadanía.”

Según el funcionario, el Ministerio de Seguridad inició una investigación sumaria de estos efectivos y cuando termine la misma decidirán las medidas disciplinarias que les corresponderían.

“Esas actitudes empañan gravemente el trabajo policial”, añadió Ardiles.

Comentarios