Edición Impresa, Política

Emergencia hídrica

Inundación: Macri prometió ayuda y Lifschitz pidió “rapidez”

Aunque no se fijaron montos ni tiempos, el gobernador se trajo de la Quinta de Olivos acuerdo de asistencia financiera.


El gobierno nacional anunció ayer la conformación de un fondo de emergencia para paliar los efectos de las inundaciones en las provincias de Santa Fe, Chaco, Corrientes y Entre Ríos, que perjudicaron a 40 mil personas, con unos 11 mil evacuados en total.

“La reunión fue positiva, y obviamente hay que darle velocidad a estas acciones para que se implementen rápidamente. Por primera vez en muchísimas décadas el problema climático abarcó la totalidad de la superficie provincial”, explicó el gobernador Miguel Lifschitz.

El anuncio nacional fue formalizado tras las reunión que mantuvo el presidente Mauricio Macri con los cuatro mandatarios provinciales en la residencia de Olivos, y en la que también participaron el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el de Agroindustria, Ricardo Buryaile.

Flanqueado por los gobernadores Miguel Lifschitz, Domingo Peppo (Chaco), Ricardo Colombi (Corrientes) y Gustavo Bordet (Entre Ríos), Frigerio explicó: “Vamos a conformar un fondo de emergencia en los próximos días para atender las obras estructurales para empezarlas lo más pronto posible cuando deje de llover y se vayan las aguas”.

El ministro no estableció el monto del fondo porque “no hay un diagnóstico certero de las pérdidas totales”, según indicó. Sí aclaró que el fondo se sumará a los 500 millones de la emergencia agropecuaria que está distribuyendo la administración nacional para reducir daños entre los productores, y la gracia de 90 días para las obligaciones impositivas y los créditos contraídos con el Banco Nación. Además, dicho fondo financiará un plan de viviendas para las provincias más damnificadas por el temporal.

En este sentido, Lifschitz fue muy gráfico al remarcar que es la primera vez que la lluvias cubrieron a la totalidad de los 133 mil kilómetros cuadrados de Santa Fe, afectando caminos, cultivos y, por supuesto, a toda la cadena de las economías regionales.

Tras reunirse ayer en Rosario con legisladores nacionales por el mismo tema (ver aparte), Lifschitz viajó a Buenos Aires con varias demandas en carpeta.  Hacía varios días el gobernador había pedido audiencia con el presidente. Para descomprimir, Macri envió el jueves a su vice, Gabriela Michetti, a la ciudad de Santa Fe.

Convocado ayer por Macri, Lifschitz pidió al gobierno central “ayuda directa a través de subsidios para pequeños productores afectados”, y aprovechó la volada para volver a la carga por una solución a los aumentos desmedidos de la tarifa eléctrica. También buscó “financiamiento para productores que van a ver muy afectada la cosecha de soja”. En la misma línea, indicó: “Se dio prácticamente el colapso de toda la actividad tambera que involucra a 4 mil tambos”.

“A esto se suma el pedido de una solución para el tema de las tarifas eléctricas, que ya hicimos hace un tiempo, pero ahora se torna perentorio. También aportes directos para municipios y comunas para la recuperación de la infraestructura. En Santa Fe –detalló el gobernador– tenemos 10 mil kilómetros de caminos rurales. Más de la mitad está destruida porque estuvieron o están bajo agua. Hay puentes rotos, rutas destruidas. Esto implica una necesidad de entre mil y 2 mil millones de pesos”.

Lifschitz añadió: “Dejó de llover y eso es una buena noticia, pero las consecuencias de estos casi 20 días continuados de precipitaciones intensas en todo el territorio se van a hacer sentir desde el norte hasta el sur provincial”.

“Hemos tenido dificultades en los 850 kilómetros de la provincia. Por eso hemos declarado la emergencia en 18 de los 19 departamentos y estamos muy preocupados por el deterioro de la infraestructura”, insistió el gobernador durante el encuentro con Macri.

El presidente recorrerá hoy el centro de la provincia 

El presidente Mauricio Macri recorrerá hoy el centro de la provincia de Santa Fe para evaluar la situación generada por las crecidas de los ríos por las intensas lluvias.

El mandatario llegará hoy por la mañana a la ciudad de Rafaela, en donde encabezará una reunión del Sistema Federal de Emergencias para analizar la situación de los damnificados por las inundaciones. Esta vez el gobernador Miguel Lifschitz acompañará a Macri en su visita a la zona de Rafaela.

Más tarde, el jefe del Estado nacional brindará una conferencia de prensa en el aeroclub rafaelino y se trasladará hacia la localidad de Colonia Fidela. Macri viajará junto a los ministros de Agroindustria, Ricardo Buryaile; y de Defensa, Julio Martínez.

La última recorrida por aire en la provincia que Macri hizo sobre las zonas afectadas por la inundación metió ruido político. El presidente subió al helicóptero al intendente de Santa Fe, el radical PRO José Corral, y ninguneó a Lifschitz.

El gobernador evaluó impacto de las lluvias con legisladores

Con el fin de evaluar el impacto de las lluvias y compartir un diagnóstico de situación, el gobernador Miguel Lifschitz encabezó ayer un encuentro en Rosario con legisladores nacionales de distintos partidos políticos que representan a Santa Fe. El mandatario provincial detalló las medidas implementadas por la Casa Gris para paliar los efectos de la crisis hídrica y dijo que las pérdidas por las inundaciones superan los “500 millones de pesos”.

“Queremos que el gobierno nacional tenga la dimensión exacta de la situación de Santa Fe. Rápidamente hay que brindar apoyo y auxilio a los sectores más comprometidos y a los productores más pequeños. No le podemos decir al tambero que perdió su producción y está al borde del quebranto, o a productores que tienen el campo tapado de agua que tienen que esperar”, enfatizó Lifschitz al término de la reunión en la sede local de Gobierno, antes de reunirse con el presidente Mauricio Macri en Buenos Aires (ver nota principal).

Según el mandatario, las economías regionales más afectadas son la lechería, la producción de arroz, caña de azúcar y la horticultura; los cordones verdes de los departamentos La Capital y Rosario; el sector turístico de la costa hacia el norte y pequeños productores ganaderos”.

El gobernador diferenció: “La situación de Santa Fe es distinta a la de otras provincias cuya afectación tiene que ver con las poblaciones evacuadas o sectores de escasos recursos que han sido afectados por la crecida de los ríos. En Santa Fe la situación no es tan grave en lo cuantitativo ya que tenemos 2.500 evacuados en total; pero sí tiene que ver con el impacto en el entramado productivo de todo el territorio provincial que tiene un impacto directo en lo inmediato, pero también tendrá consecuencias en los próximos meses y el año que viene inclusive”.

La concurrencia fue casi perfecta. Participaron del encuentro los diputados nacionales Hermes Binner, Mario Barletta, Marcos Cleri, Alicia Ciciliani, Silvina Frana, Lucila De Ponti, José Carlos Nuñez, Ana Copes, Lucas Incicco, Alejandro Ramos, Gisela Scaglia, Hugo Marcucci, Eduardo Seminara y Ricardo Spinozzi; la senadora nacional María de Los Ángeles Sacnun, y el parlamentario del Mercosur Diego Mansilla. Faltaron los senadores Carlos Reutemann y Omar Perotti, y la diputada Anita Martínez.

El agua en la Región Centro

Los ministros de Producción, Luis Contigiani, e Infraestructura y Transporte, José Garibay, encabezaron ayer en Rosario un encuentro con sus pares de Córdoba y Entre Ríos con el objetivo de abordar la situación que atraviesan los sistemas productivos y viales de las tres provincias como consecuencia de la emergencia hídrica. Los distritos de la Región Centro acordaron elevar un documento con propuestas y necesidades a la Nación. Sobre la situación de los cultivos en la región, Contigiani dijo: “Contamos con varios escenarios posibles que se confirmarán o no una vez que entren las cosechadoras a los campos. Por un lado, datos del Ministerio de Agroindustria de la Nación hablan de pérdidas de 3 a 4 millones de toneladas; por otro, el análisis de entidades técnicas nos acerca a 6 millones de toneladas de pérdidas en la región núcleo y parte de Entre Ríos”.

Comentarios