País

Memoria en las redes

Inundación 2003: un aniversario distinto, sin marcha ni actos pero con el recuerdo intacto

Por las medidas de aislamiento social, el movimiento de inundados de Santa Fe llamó a la ciudadanía a manifestarse en las redes sociales a 17 años de la trágica inundación del río Salado. Aquí recordamos esa triste historia y rescatamos la memoria del pueblo santafesino.

Foto: José Almeida

El 29 de abril de 2003 las aguas del río Salado, desbordado por una creciente extraordinaria, ingresaron a la ciudad de Santa Fe por un tramo inconcluso de la defensa oeste y a partir de ese momento comenzó la peor catástrofe de la que se tenga recuerdo en la capital de la provincia.

Este miércoles, al cumplirse 17 años del inicio de la inundación, fue una jornada diferente en Santa Fe. Debido a la cuarentena obligatoria por la pandemia del coronavirus, el movimiento de inundados no marchó por calle San Jerónimo como todos los años, ni hubo acto en la Plaza 25 de Mayo. En cambio, convocaron a una movida en las redes sociales y el recuerdo de la inundación evitable de 2003 estuvo más vivo que nunca.

Bajo el hashtag “inundemos las redes de memoria”, los inundados convocaron a la ciudadanía santafesina a publicar en las redes sus fotos y sus recuerdos. Fue la peculiar forma en que se manifestaron los vecinos de la ciudad en el marco del aislamiento social y obligatorio.

“Convocamos por las redes sociales a recordar la tragedia y seguir haciendo el reclamo de justicia”, señaló María Claudia Albornoz, referenta de la Carpa Negra de la Memoria y la Dignidad. “Cuando nos encontramos cada 29 de abril nos abrazamos entre todos los que sufrimos aquella tragedia y con todos quienes vienen a acompañarnos. Esta vez no hay abrazos físicos, pero nos vamos a abrazar a través de las redes sociales”.

 

La historia

A fines de abril de 2003, el desborde del río Salado dejó bajo agua a un tercio de la ciudad de Santa Fe y provocó pérdidas millonarias. Alrededor de 130 mil personas del norte y del oeste de la ciudad debieron dejar sus hogares y autoevacuarse, ante la respuesta errática del gobierno provincial y del municipio.

El río Salado arrasó Santa Fe a través de un sector inconcluso del anillado defensivo. El gobierno de Carlos Reutemann reconoció 23 muertes producto de la inundación –18 de las cuales fueron incluidas en la causa penal–, pero los organismos de derechos humanos y las organizaciones de inundados relevaron 158 víctimas fatales como consecuencia de las secuelas de la inundación.

Los barrios más afectados fueron los del oeste y norte de la ciudad (la zona más humilde de la capital santafesina) debido a su ubicación geográfica respecto del río Salado, pero el agua también llegó al centro de la ciudad y a las inmediaciones de Casa de Gobierno.

Durante meses, la vida de la ciudad se vio alterada y se montaron decenas de centros de evacuados en escuelas y clubes. La respuesta que no dio el gobierno en aquel entonces estuvo a cargo de los propios vecinos que en forma voluntaria atendieron a los evacuados y organizaron operativos sanitarios y de seguridad.

 

La causa penal

En mayo de 2003 se presentó la primera denuncia penal por la inundación. La causa duró más de 15 años hasta que en febrero de 2019 hubo sentencia: el juez Octavio Silva condenó por estrago culposo al ex ministro de Obras Públicas de la provincia Edgardo Berli y al ex director de Hidráulica Ricardo Fratti. El tercer imputado, el ex intendente de Santa Fe Marcelo Álvarez, había muerto un año atrás.

En marzo de este año, la Cámara de Apelaciones ratificó el fallo del juez Silva, quien sentenció a Berli y a Fratti a tres años de prisión de ejecución condicional como coautores del delito de “estrago culposo agravado por la muerte de 18 personas”.

Desde hace 17 años, el movimiento de inundados, los organismos de derechos humanos y la sociedad civil viene reclamando que la Justicia investigue la responsabilidad del ex gobernador Reutemann en la inundación de 2003. El actual senador nacional solo declaró como testigo y por escrito, amparado en sus fueros, y nunca estuvo imputado en la causa.

 

Día de la Memoria

A principios de abril se presentó en la Legislatura provincial un proyecto de ley para que el 29 de abril de cada año sea recordado como el Día de la Memoria del Pueblo Inundado. Se trata de una iniciativa que acercó La Poderosa de barrio Chalet al bloque de Ciudad Futura y que fue ingresado por la diputada Dámaris Pachiotti.

“Decimos ni olvido ni perdón a los inundadores. Seguimos peleando por justicia porque sabemos que Carlos Alberto Reutemann es el responsable, aunque todavía no haya sido juzgado. Pero mientras tanto necesitamos de este día para una conmemoración que sigue firme en esa plaza”, sostuvo María Claudia Albornoz, integrante de La Poderosa y de la Carpa Negra.

Comentarios