Ciudad, Edición Impresa

Desalojo

Intentarán sostener el “Tambo de la Resistencia”

Ciudad Futura busca que el Concejo declare como “de interés social” el predio donde se asienta.


Finalmente, el bloque Ciudad Futura ingresó ayer en el Concejo Municipal su anunciado proyecto para que sea tratado sobre tablas en la sesión de hoy y se declare, con fuerza de ordenanza, de “interés social con derecho a expropiación” el predio de siete hectáreas donde hace diez años funciona un tambo bajo la figura de cooperativa y donde además viven unas 200 familias. Con el respaldo hasta el momento de sólo 12 votos (el oficialismo y el PRO se oponen), el movimiento Giros representado en el Palacio Vasallo por los ediles Juan Monteverde, Caren Tepp y Pedro Salinas, intentará buscar un final feliz para una historia que lleva más de una década de litigios judiciales en terrenos del barrio Nuevo Alberdi, sobre los que pesa una orden de desalojo para el próximo 14 de este mes, de la parcela ocupada por el emprendimiento lechero.

Como en los tiempos en que el movimiento Giros no había llegado a ocupar bancas en el Concejo, pero sí convocaba apoyos puertas afuera, hoy numerosos sindicatos y organizaciones sociales acompañarán el pedido de Ciudad Futura, a la espera de que el proyecto de ordenanza sea incluido en labor Parlamentaria, la reunión previa en donde se les da el visto bueno a los escritos que luego serán abordados en el recinto.

En tanto, Monteverde dijo que Giros resistirá el desalojo y aclaró que el tambo no es del movimiento sino de un pequeño productor que está allí desde hace 20 años. “Lo que más me preocupa son las 200 familias que viven en la zona, donde además hay una escuela e incluso un modelo de ciudad”, aseguró.

En diversos diálogos que la presidenta del Concejo Municipal Daniela León mantuvo ayer con los medios de comunicación, dejó entrever que la situación no le será sencilla a Giros. En este sentido, explicó que “votamos hace dos semanas un reglamento de funcionamiento a través del cual decidimos apegarnos a sus lineamientos y sólo llevar sobre tablas asuntos urgentes”.

Para la concejala radical, justamente “la aprobación sobre tablas es lo que se quiere evitar”, ya que consideró que “una ordenanza debe ser estudiada con tiempo y detenimiento por los ediles antes de ser llevada al recinto”. De este modo, León dijo que pondrá a consideración de todos los presidentes de bloque el pedido de Ciudad Futura y, en caso de que obtengan los números necesarios, será debatido en la sesión. De lo contrario, volverá a las comisiones de Planeamiento y Gobierno.

El lugar de la disputa

Un fallo de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de la provincia ordenó el desalojo del terreno en donde funciona el emprendimiento conocido como Tambo de la Resistencia, el cual ocupa un espacio de 100 metros de frente por 250 metros de fondo, sobre las siete hectáreas que Ciudad Futura aspira a que sean declaradas de interés social sujeto a expropiación. Cabe recordar que el espacio había sido alquilado en comodato hace una década pero hace varios años que el propietario reclama esas tierras.

Según señaló Jorge Jastreb, representante legal del propietario de las parcelas en disputa, en vista de que se incumplió con el mencionado contrato, se originó el juicio de desalojo.

Para León, el pedido de Ciudad Futura no está redactado conforme a la ordenanza de urbanizaciones de interés social. “La norma establece que sólo tienen que declararse de interés social por un fin superior y un bien común para vivienda. Por otro lado, el planteo de entregarles 7,5 hectáreas para una cooperativa no está en concordancia con la ley de expropiación provincial, ya que ésta determina claramente que un terreno se le puede entregar a una cooperativa que surge de una instancia judicial o de una empresa en quiebra. En este caso no ocurre ninguna de las dos cosas”, dijo la edila.

Hasta el momento, el pedido de Ciudad Futura cuenta con el apoyo de 12 conejales, cuando para lograr la aprobación necesita alcanzar un tercio de los votos.

Comentarios