Ciudad

Violencia de género

Inspectora de tránsito denunció a infractor por maltratos

La agresión verbal ocurrió el viernes por la mañana en Dorrego al 1000. “El daño que me causó este hombre no se me va a ir de un día para el otro. No hice ningún mal, estaba cumpliendo con mi trabajo”, dijo la mujer


Maleducado. El dueño de la rotisería profirió insultos de género y fue denunciado.

“La concha de tu madre, bastarda hija de puta, mala leche, cuando te pase algo no vengas a romper las pelotas, zorra mal cogida”. Esas fueron algunas de las agresiones verbales que recibió de parte de un infractor en la zona céntrica el viernes por la mañana G.R., de 36 años, una inspectora de tránsito que está encargada de supervisar el estacionamiento medido.

Según contó la mujer a El Ciudadano el mismo viernes realizó la denuncia en Fiscalía por violencia de género. “Estaba cumpliendo con mi trabajo en la zona que me corresponde, Dorrego entre San Juan y San Luis. Este hombre que me agredió estaciona el auto en una cochera que tiene un cartel que dice que está prohibido estacionar. Al lado de ese garaje él tiene una rotisería. No es la primera vez que le expliqué que no puede estacionar ahí. Se lo advertí en varias oportunidades”, detalló G.R, entre lágrimas.

La mujer hace siete años que se desempeña como inspectora de tránsito, trabaja nueve horas diarias y contó a este diario que la falta de respeto hacia el otro es moneda corriente.

“Después de que labré el acta de infracción me persiguió filmándome durante una cuadra y me iba insultando con saña”, detalló G.R.

La mujer denunció el caso en Fiscalía y lo detalló a El Ciudadano. No quiere que se vuelva a repetir.

 

Y agregó: “Me devastó como mujer, como persona. Después de ese episodio tuve que recurrir al psicólogo. Tengo miedo y ataques de pánico. Me hizo un mal a mí y a mi familia. Todo tiene un límite, este señor no se puede manejar así. Emana una violencia terrible”.

G.R denunció el caso para que no se vuelva a repetir. “El daño que me causó este hombre no se me va a ir de un día para el otro. No hice ningún mal, estaba cumpliendo con mi trabajo”, concluyó la mujer.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios