Ciudad

Milita en agrupación evangélica

Insólita campaña de una candidata de Juntos por el Cambio en Rosario: reparte chalecos antibalas

Con muy pocas chances de entrar al Concejo, una precandidata busca llamar la atención e impactar en el electorado


En Rosario se oficializaron 55 listas que competirán en las PASO para meterse en la pelea de las 13 bancas del Concejo Municipal que se ponen en juego en las elecciones de medio término. Con boleta única de papel, los candidatos con menos chances suelen apelar a la osadía para impactar en el electorado.

Es el caso de Silvia Cantarella, la candidata del partido evangélico UNO, Una Nueva Oportunidad, que compite por adentro de Juntos por el Cambio que lanzó su campaña enseñando a hacer chalecos antibalas caseros de tela de gabardina gruesa, hilo y dos planchas de hierro que pueden ser churrasqueras de fundición, explica el tutorial “Cómo hacer un chaleco antibalaceras casero en tres simples pasos”.

“Es un grito desesperado de los vecinos que intentan enviar un llamado de atención a las autoridades, elaborando esta medida de protección que en apariencia imita a un chaleco antibalas pero que por supuesto no tiene las mismas características”, aclaró Cantarella.

La candidata aseguró que son varias las costureras de diferentes barrios que emprendieron la tarea de fabricar este tipo de coraza para repartir entre los vecinos, ante el terrible aumento de las balaceras y la criminalidad. “Esta semana, sin ir más lejos, amanecimos con la noticia de que balearon por cuarta vez el edificio del Centro de Justicia Penal. ¡Qué podemos esperar los ciudadanos de a pie!”, dijo en relación al ataque que sufrió el edificio en la previa al inicio del juicio al líder de Los Monos, Guille Cantero.

A través de un comunicado, los evangélicos sostuvieron que “esta experiencia, cuya idea surgió en una reunión con vecinos y comerciantes de la zona noroeste, se fue replicando por otros barrios y ahora son muchas las personas que mostraron interés en obtener el chaleco.

Las madres y los padres ya no saben cómo proteger a sus hijos. Las balaceras son a diario contra viviendas, autos e incluso hacia las personas. No hay presencia del Estado. Estamos deliberadamente solos

Además, Cantarella señaló que en los barrios más humildes se vive “un escenario de guerra” y por eso decidieron auoprotegerse confeccionando los “chalecos blindados artesanales”.

“Esto no es un chaleco profesional reglamentario, sólo buscamos sentirnos algo más seguros y asistir a una demanda social ante la falta de respuestas de las autoridades”, reiteró la candidata: “Las madres y los padres ya no saben cómo proteger a sus hijos. Las balaceras son a diario contra viviendas, autos e incluso hacia las personas. No hay presencia del Estado. Estamos deliberadamente solos”, concluyó Cantarella.

Comentarios