País

Innovar en la crisis: el rol de los medios cooperativos para atravesar la pandemia

Más propuestas para la audiencia, reorganización interna y desarrollo digital son algunos de los proyectos de las diez experiencias recuperadas de todo el país


La Nueva Mañana (Córdoba)

Este año se renovó por completo el Consejo de Administración de la cooperativa y comenzamos a reordenar una serie de cuestiones vinculadas a la gestión. Al no vernos las caras, todo fue un poco más complejo. Pero lo logramos. Si bien dejamos de pedir colaboraciones por falta de presupuesto, nunca dejamos de imprimir el diario. Nuestro próximo objetivo es poder ampliar el área de publicidad y contar con un equipo capacitado. Es un camino para poder lograr mejores ingresos. Tenemos que ser más, necesitamos más periodistas, más manos y más socios.

Revista Cítrica

Tuvimos un año muy complicado. Bajamos ingresos para sostener a la cooperativa y tuvimos un problema adicional que fue el cierre del Hotel Bauen, donde funcionaba la redacción. Este año, también aplicamos a un fondo internacional y lo conseguimos. Empezamos a laburar con más fuerza nuestras redes sociales, sobre todo Instagram, canal que apunta a un segmento generacional que nos interpela como medio. También avanzamos en la búsqueda de suscripciones. Consideramos que tanto la pauta pública como la privada no garantizan la sostenibilidad. Nos banca la comunidad de Cítrica.

El Ciudadano (Rosario)

Nuestra experiencia fue dura. Vivimos un año financiero muy complejo. Por el coronavirus, decidimos hacer home office, que nos permitió tanto cuidarnos como sobrevivir reduciendo gastos como el de los viáticos. Ahora estamos buscando la manera de retomar la presencialidad. También lanzamos las suscripciones y de a poco va creciendo nuestra comunidad de lectores. Somos el tercer medio más leído de Rosario pero la paradoja es que quienes miden más que nosotros son un multimedios de un único dueño. Queremos poner todavía más recursos en nuestra web.

El Diario de Villa María

Si bien hubo una caída en la venta de ejemplares y estamos vendiendo la mitad, nos hicimos cargo de la distribución con un sistema propio. Tenemos un compañero que hace 320 kilómetros cada madrugada para no perder presencia y audiencia en algunos pueblos. También tenemos un boom en nuestra web. Éramos reticentes a lo digital y ha sido una experiencia muy buena. Resolvimos un dilema, nos animamos a adelantar contenidos en la web. Eso nos animó a crear nuestra comunidad que incluye una tarjetas virtuales con beneficios en más de 30 comercios de Villa María.

La Vaca

Para nosotros este año de pandemia quedó en claro que el proyecto está muy atado a la comunidad lectora: notamos un potencial del sector por ese lado, que es el lazo con sus lectores y lectoras, para desarrollar e investigar cómo afianzar esos lazos y trasladarlos al sostenimiento económico. Lanzamos una propuesta cultural –otro potencial, no pensarnos solo como medios de comunicación- que fueron las Postas Sanitarias Culturales, un espacio de encuentro desde el arte en nuestro local y por streaming: fue una forma de encontrar algo poética a este año de mierda.

El Correo de Firmat

Avanzamos en una nueva página web en la que transformamos un suplemento educativo gráfico a un formato digital. Creamos trivias con temas de escolares que trabajaron los chicos en sus casas y que fueron apropiadas por los docentes. En plena pandemia desarrollamos “La espera del tiempo. Mensajes de Pandemia”, proyecto que invita a toda la comunidad a escribir mensajes para cuando esto concluya. La Municipalidad cedió un espacio público donde un escultor emplazó La Esfera y debajo de ella se depositaron los mensajes, los cuales estarán por cuatro años.

Pulso Noticias (La Plata)

El año fue un subibaja. Logramos regularizar nuestros ingresos después de meses muy duros. Quedó en evidencia la discriminación a la que estamos expuestos en la distribución de pauta oficial, sobre todo a nivel municipal. Aunque este fin de año nos encuentra más armados: nunca tuvimos una redacción y vamos a tenerla. La presencialidad nos entusiasma, potencia el trabajo conjunto y  mejora la calidad. A poco de comenzar la pandemia creamos una plataforma gratuita de publicidad, llamada Pulpería, con la que pudimos tejer lazos con otros emprendimientos cooperativos y autogestivos.

Diario de la Región (Chaco)

Retroceder para tomar impulso. El 22 de noviembre cumplimos 18 años como empresa recuperada. Nadie hubiera imaginado en enero, con un puñado de proyectos, que en meses deberíamos achicar nuestro circuito de circulación, páginas, staff de trabajadores como población de riesgo, diversificar nuestras tareas, ver reducidas pautas privadas y públicas. El ingenio y la creatividad fueron las herramientas para lograr ingresos acordes, además de dar un salto fundamental hacia la virtualidad. Nos mantuvimos fieles a nuestra editorial y el compromiso con la realidad.

Comercio y Justicia (Córdoba)

Lo que queda claro es que la pandemia nos sirve para inventar, llevar adelante nuevas iniciativas y reorganizarnos. Logramos que el diario no dejara de estar en la calle y eso es todo un logro en estos tiempos. Contrario a lo que se podría pensar, el balance es positivo, incluso desde lo económico. Pudimos crecer durante la crisis, momento en el que se pone en evidencia la gran diferencia que aporta el capital social de experiencias como las nuestras. En este contexto, pudimos organizar mejor el trabajo y la propuesta web. Y también generamos algo clave: mucho más contacto con el público.

La Portada (Esquel)

Somos una cooperativa que nació de una crisis y que siempre busca una salida colectiva a la adversidad. Intentamos reinventarnos. Desde el inicio de la pandemia y ante un contexto incierto, buscamos nuevas estrategias para sostenernos. Recurrimos a tender redes con otras cooperativas y personas porque entendemos que nadie se salva solo. El apoyo de la comunidad (a la que nunca dejamos de informar), auspiciantes, comerciantes, familia y amigos fue fundamental en estos meses de incertidumbre y crisis económica que en Esquel profundizó un panorama ya complejo.

Comentarios