Ciudad, Edición Impresa

Réplica

Inmobiliaria desmintió estafa

El presidente de Grupo Lands SA calificó de “contradictorios y falsos” los dichos de la abogada de un grupo de vecinos de Villa Constitución quienes presentaron una medida cautelar por incumplimiento de contrato en unos lotes.


El presidente de Grupo Lands SA, Hernán Rubén Marinovich, desmintió las denuncias que la abogada de un grupo de vecinos que compraron lotes en Villa Constitución realizó en una nota publicada por El Ciudadano, el 30 de mayo pasado. La letrada refería que la firma no cumplió con las obras previstas en el contrato, junto con una serie de irregularidades que adjudicó a la empresa por lo que se iniciaron acciones legales.

En su descargo, Marinovich negó la veracidad de las declaraciones y señaló: “Las expresiones de la doctora Carina Tomasi están plagadas de mentiras y/o yerros técnicos. Pareciera ser que la letrada se quiere aprovechar de la necesidad de la gente, a los fines de obtener un beneficio propio”.

El titular de la inmobiliaria desmintió que los terrenos hayan sido vendidos a través de la figura de un fideicomiso y explicó que se trata de “contratos de fideicomiso de tinte asociativo, a los fines de urbanizar un área rural, para que los adherentes puedan obtener beneficios de la inversión, o bien tener su terreno para la construcción de viviendas”.

En cuanto a la denuncia de los vecinos acerca de la falta de finalización de las obras de infraestructuras previstas, Grupo Lands SA, aclaró que se trata de un “plazo estimativo” y que el contrato tiene un plazo de ejecución hasta enero de 2019.

“Si bien es cierto que las obras están demoradas en relación al plazo estimado, se han firmado dos actas acuerdo con los representantes de vecinos del barrio para el desarrollo de todas las obras faltantes y para destrabar el conflicto”, expresaron desde la firma, y agregaron que “una vez concluida la apertura de calles y las obras respectivas, los lotes serán entregados a sus futuros propietarios sin necesidad de instancia judicial alguna”.

Desde la inmobiliaria aseguraron que el plano del loteo se encuentra inscripto en catastro de la provincia de Santa Fe y que “todo está delimitado y cada uno de los inversores sabe cuál es su terreno”.

“Se está trabajando en forma cuatripartita para lograr los objetivos comunes propuestos en las reuniones llevadas adelante entre vecinos del barrio, Municipalidad de Villa Constitución, Secretaria de Habitat de la provincia y Grupo Lands SA, como desarrollador. “Los dichos ambiguos, contradictorios y por momentos falsos de la doctora Tomasi, no hacen más que hacer tambalear los acuerdos y los esfuerzos comunes que están haciendo las partes involucradas para que Villa Don Carlos sea una realidad para la ciudad de Villa Constitución”, sostuvieron.

En relación con la denunciada estafa, la firma señaló que “el fiscal de la causa ha dispuesto un cese del avance de la investigación a raíz de los acuerdos firmados entre las partes”. Y aclaró que “el integrante relacionado a la megacausa, es integrante de la sociedad Grupo Lands SA y fue el comprador de buena fe en la causa referida, siendo uno de los damnificados y perjudicados”.

Con respecto de a los terrenos de Funes Town y Funes City, el titular de la inmobiliaria sostuvo que ambos barrios tienen el estudio de impacto aprobado por la provincia y fueron realizadas las presentaciones que permitieron la comercialización. “Fueron previstas todas las obras necesarias para mitigar los efectos del emprendimiento. Esto incluía estudios de impacto vial, planificación sanitaria y tareas para prevenir inundaciones, es así que la obras viales se realizaron, que la planificación sanitaria cambió en el transcurso del desarrollo por decisiones administrativas en los cambios de gobierno, y que los loteos Funes City y Funes Town, nunca se inundaron desde su iniciación. Incluso, los adherentes lograron su escrituración antes de la culminación de lo estipulado en el fideicomiso”, expresaron desde la firma.

Grupo Lands SA aseguró que realizó una inversión en obra de 19 millones de pesos y que solicitó la devolución de los lotes dados en garantía. “Es la única firma que invirtió en la obra de agua para los  sectores este y oeste de ciudad”, resaltó.

En cuanto a la clausura de la inmobiliaria que la Municipalidad de Rosario realizó el año pasado por no contar con ningún matriculado al frente, advirtió que el objeto de la empresa es la “compra y venta de inmuebles propios por lo que no necesita personal matriculado”.

“Las firmas dispuestas, Grupo Lands SA y Gilli Inmobiliaria, tienen habilitación municipal para funcionar con vencimiento en el año 2021, otorgada por la Municipalidad de Rosario en fecha 30 de marzo de 2016. Es por ello que nunca se abandonó el domicilio de Rosario, hecho que figura en la nota de El Ciudadano y que es absolutamente falso”, explicaron desde la firma.

Comentarios