Policiales, Ultimas

Inhuman restos de policía asesinado en Sarandí

Los restos del policía Jorge Ortiz, quien fue asesinado ayer en la localidad bonaerense de Sarandí, fueron velados hoy y luego inhumados en el cementerio de Quilmes.

Los restos del policía Jorge Ortiz, quien fue asesinado ayer en la localidad bonaerense de Sarandí, fueron velados hoy y luego inhumados en el cementerio de Quilmes.

En la despedida al teniente de la comisaría cuarta de Avellaneda estuvo presente el jefe de la Policía Bonaerense, Juan Carlos Paggi, y gran cantidad de compañeros de Ortiz (47), que hacía 26 años que trabajaba en la fuerza.

El policía fue asesinado ayer de un balazo, luego de realizar  tareas de inteligencia en el marco de una causa por narcotráfico y se investiga si el crimen está vinculado con esa pesquisa o si le quisieron robar.

Por el hecho, ayer a la tarde fue aprehendido en la localidad de Adrogué un hombre de 33 años a quien se sindica como el autor del disparo y que tiene antecedentes por tenencia de droga y portación de armas de guerra.

“Yo soy precavido con todo este tipo de situaciones, lo real es eso, que (Ortiz) estaba haciendo un trabajo previo a una investigación por drogas ordenada por su jefe y la fiscalía interviniente y en esas circunstancias es agredido salvajemente de manera tal que le provocan la muerte”, dijo Paggi.

El jefe de la Policía Bonaerense se mostró “altamente optimista” respecto del esclarecimiento del caso, pese a que “no va a devolver la vida valiosa del teniente Ortiz”.

Paggi agregó que en la causa por el homicidio “hay una diligencia clave, que es el reconocimiento en rueda de personas de aquellos testigos que pudieron observar el hecho”.

Por su parte, el hermano de Ortiz dijo en el velatorio sentirse “orgulloso de haber tenido un hermano policía como fue él, una persona operativa, que laburaba para la gente, para el pueblo”.

“Estoy agradecido a todos los compañeros que se hicieron presentes, están todos acá porque fue muy buena persona y siempre estaba al lado de la gente cuando tenía un problema, él siempre buscaba una solución, nunca decía no”, aseguró.

En tanto, el subsecretario de Planificación Estratégica del Ministerio de Justicia y Seguridad, Guido Lorenzino, afirmó que si bien en medio del dolor es difícil decir algunas cosas, “la política tiene que saldar la deuda que tiene con la Policía”.

“Creemos que no existe solución al tema de la seguridad si no tenemos una Policía respaldada por el gobernador (Daniel Scioli).

Para nosotros es importante acompañar al hermano, al comisario Paggi y a toda la familia”, sostuvo.

Agregó que “en estos momentos dramáticos es un buen momento donde uno tiene que empezar a torcer la historia de divorcio entre la Policía y sociedad”.

Ortiz fue baleado ayer en el pómulo izquierdo por un delincuente que abrió la puerta de atrás del Crevrolet Corsa en el que se encontraba con un otro policía, cerca de la esquina de De Benedetti y Hernán Cortés, de Sarandí.

El jefe de la Policía Departamental de Lanús, Guillermo Britos, explicó que el efectivo había salido a las 10 de la comisaría a realizar tareas de inteligencia en una causa por drogas, ordenada por la fiscal de Avellaneda María Alejandra Olmos Coronel.

Luego, ambos policías fueron a un banco a retirar su sueldo y cuando estaban a bordo del auto, Ortiz fue atacado. 

El policía fue trasladado en un patrullero al hospital Fiorito, pero murió poco después.

Comentarios