País

Incidentes en Chaco

Ingreso a súper, represión y chico de 13 muerto de un tiro

Las primeras pericias indicaron que el disparo que terminó con la vida del chico de 13 años provino de un “arma casera”.


Un adolescente de 13 años murió al ser baleado durante un intento de saqueo a un supermercado en la ciudad chaqueña de Sáenz Peña y la investigación intenta determinar de dónde provino el disparo mortal, aunque se presume que fue un “arma casera”.

El gobierno chaqueño aseguró que “las pericias concluyeron que el arma que mató al adolescente no es de uso policial”.

El episodio se produjo este lunes por la noche, cuando el menor, identificado como Ismael Ramírez, se encontraba con su madre y recibió un disparo en el pecho en medio de un intento de saqueo a un comercio situado en el límite entre los barrios Obrero y 713 viviendas.

Como pasó en el caso Facundo Ferreira, en las redes sociales comenzaron a circular supuestas fotos de Ismael posando con un arma y una frase “anti” policía, que fue denunciada como falsa por su familia.

Durante la represión de la Policía, José Cantero, de 14 años, recibió un balazo en el ojo por lo que está internado y fuera de peligro. La herida de Cantero es compatible con una bala de goma de las fuerzas policiales.

En el marco del hecho, fueron detenidas 20 personas, luego de que se generaran incidentes con la Policía, que incluyeron balas de goma y gases, se informó.

“Luego de la autopsia realizada al adolescente que perdió la vida en los disturbios que hubo en la noche del lunes en Presidente Roque Sáenz Peña, la Fiscalía aseguró que la bala corresponde a un arma de uso civil”, señaló la Gobernación en un comunicado.

Por orden del mandatario peronista Domingo Peppo, “se desplegó un operativo de seguridad especial en la localidad y se iniciaron rápidamente los trabajos de pericias”.

En la investigación, intervino el fiscal Marcelo Soto, quien ayer por la mañana confirmó que la bala que hirió al joven que perdió la vida “corresponde a un arma de uso civil”.

 

El gobierno chaqueño aseguró, además, que se realizarán “tareas de investigación para dar con el arma o determinar si algunas de las armas secuestradas corresponden con la que terminó con la vida del joven”.

“Ante los hechos ocurridos por la noche dispuse a las fuerzas una rápida intervención, con refuerzos para prevenir cualquier situación. También ordené una profunda investigación sobre el hecho lamentable de la pérdida de una vida, cooperando con la Justicia para determinar la autoría del hecho”, afirmó Peppo en su cuenta de Twitter.

En tanto, el vicegobernador de la provincia, Daniel Capitanich, aseguró que “hubo más intentos de saqueo en diferentes sectores luego del primer hecho” y también habló de un arma “casera”.

“Hubo comunicaciones con otros intendentes que están preocupados porque ven la realidad de sus sociedades, como se va degradando, como aumenta la pobreza”, resaltó Capitanich en declaraciones a FM La Patriada.

Sostuvo, además, que se está “trabajando de manera directa desde el ámbito de seguridad para coordinar que no continué un esquema de mayor conflictividad”.

Por su parte, el intendente de Sáenz Peña, Gerardo Cipolini, habló de un “confuso episodio”, ya que se intenta determinar si el chico recibió el disparo en medio de los enfrentamientos con la Policía o antes de que arribaran al lugar los efectivos.

“Según los jefes policiales, cuando llega la Policía ya no estaba el joven herido, alguien lo había llevado al hospital”, afirmó el jefe comunal.

En declaraciones al canal de noticias TN, Cipolini resaltó que “la noticia de la muerte del chico generó una reacción de la barriada” y hubo “alrededor de 300 personas atacando a la Policía”.

“Los detenidos son detenidos en otro episodio, en cercanías” y no por la muerte del adolescente, indicó el intendente.

El comisario Fernando Romero, jefe de la dirección general de Seguridad Interior, indicó a una radio local que se secuestraron un arma blanca, un revolver calibre 22, cinco tumberas y una pala ancha durante el operativo.

Al hablar del origen de los incidentes, el jefe policial señaló que se trataba de más de 100 personas, la mayoría de pueblos originarios, quienes avanzaron sobre el personal policial que estaba” en el local.

Y agregó: “Pasadas las 21, se informa sobre el ingreso de un menor de edad al hospital 4 de Junio, con herida de arma de fuego, quien luego de unas horas fallece. Desconocemos el origen del deceso. Sus compañeros dicen que el chico pasaba por el supermercado y en el enfrentamiento resultó herido”.

 

“Fueron hechos aislados”

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, aseguró ayer que los saqueos son por el momento “hechos delictivos aislados” en diferentes puntos del país, pero señaló que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, está “atenta para brindar ayuda a las fuerzas policiales locales en caso de que lo requieran”.

Luego de la muerte de un adolescente este lunes en Chaco, Frigerio dijo que el gobierno se “ocupa” de estas situaciones y que Bullrich se encuentra en “permanente contacto con todos los ministros de Seguridad provinciales para lograr manejar las fuerzas de seguridad con la mayor eficiencia posible”.

“Hasta ahora han sido hechos delictivos aislados en distintos lugares del país”, subrayó el ministro del Interior y sostuvo: “Más que preocuparnos, nos ocupamos”.

En ese contexto, Frigerio informó que “hubo otros episodios resueltos rápidamente por las fuerzas policiales provinciales”, como lo ocurrido en Villa Pineral, partido bonaerense de Tres Febrero y en varios puntos de Mendoza.

 

El gobernador de Chaco, Domingo Peppo, se comprometió públicamente a que se investiguen los hechos. Lo hizo a través de su cuenta de Twitter.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios