Región

Lista de recomendaciones

Informaron sobre los casos de hantavirus, dengue y leptospirosis en Santa Fe

Las áreas de Salud provincial trabajan con municipios y comunas en las tareas de prevención e información a los habitantes. En verano aumentan los casos de síndromes febriles. Hasta ahora, no hay pacientes con riesgo de vida


El Ministerio de Salud de Santa Fe ofreció detalles del estudio sobre los síndromes febriles detectado en lo que va de 2019, que incluyen infecciones por dengue, hantavirus y leptospirosis

Cinco casos de dengue

El primer caso de dengue confirmado fue en la ciudad de Santa Fe, el 17 de enero. A partir de allí, se realizaron las acciones de bloqueo y búsqueda de febriles. Hubo cuatro nuevos casos confirmados. Uno de los afectados convive con el primer infectado, y los otros dos están relacionados geográficamente con el mismo. Ninguno de ellos había viajado a zonas endémicas.

Un infectado con hantavirus que evoluciona bien

El único caso de hantavirus confirmado fue en la ciudad de Esperanza. La dirección Provincial de Promoción y Prevención de la Salud indicó que el paciente presenta buena evolución. Insistieron en que es una transmisión local no relacionada con el brote en la Patagonia. Se realizaron las medidas de control de roedores en las zonas visitadas por el infectado, y educación sobre prevención entre la población.

Tres pacientes con leptospirosis

Se confirmaron tres pacientes con leptospirosis. Dos de ellos necesitaron de internación en terapia intensiva. Todos los pacientes cumplían actividades de riesgo para esta enfermedad. Uno es pescador, otro trabajador rural y el restante recolector de residuos. Ninguno de los pacientes vivía en zonas inundadas, aclararon desde el área de Salud. Es que la bacteria ingresa al cuerpo tanto por contacto con la orina o líquidos corporales de animales infectados –roedores, ganado, etc.– como por beber agua contaminada.

 

Gobiernos locales y ministerios hacen prevención

El Ministerio de Salud informó que por el programa Epidemiologia, de Zoonosis y Control de Vectores desarrolla actividades en conjunto con diferentes municipios y comunas para reforzar las tareas de concientización de la población, y con la puesta en alerta de los equipos de salud y trabajo en terreno para la prevención de estas enfermedades.

En los meses de verano aumentas los casos de síndromes febriles como dengue, leptospirosis, hantavirus y otros que corresponden a enfermedades reemergentes (supuestamente controladas, en descenso o casi desaparecidas que vuelven a constituir una posible amenaza por su aparición en otras provincias o países).

Qué tener en cuenta

Dengue

Consultar precozmente y no automedicarse
Colocarse repelente cada cuatro a seis horas mientras dure la fiebre y encender espirales en los ambientes de su domicilio
Cumplir con las indicaciones médicas y concurrir a control al centro cercano a su domicilio
Mantenerse en su domicilio y no concurrir al trabajo ni realizar visitas hasta el alta
Restringir las visitas
Eliminar de su casa objetos que puedan servir de reservorio para huevo de mosquitos

No acumular basura
Tirar latas, botella, neumáticos y todo recipiente inservible
Tapar tanques y depósitos, herméticamente
Colocar boca abajo baldes, palanganas y todo recipiente útil
Cambiar el agua de bebederos de animales y floreros cada tres días
Eliminar el agua de porta-macetas y platos
Mantener patios y jardines ordenados y desmalezados

Consultar precozmente frente a aparición de síntomas, referir el antecedente de viaje y/ o inundación/anegamiento, respetar las recomendaciones y medidas de prevención y no automedicarse.

Leptospirosis

Recomendaciones a la población que haya estado inundada, anegada o con actividades de exposición a roedores o agua contaminada:
Consultar en forma precoz al médico frente a  la aparición de fiebre alta de aparición brusca, dolor intenso de cabeza y detrás de los ojos, dolores musculares y de las articulaciones, náuseas, vómitos;
Consulta de urgencia si se agrega al cuadro anterior dificultad para respirar;
Seguir las indicaciones médicas y no automedicarse;
Evitar el contacto con agua estancada, utilizar medidas de protección adecuadas cuando se trabaja en zonas de riesgo: botas y guantes y mantener patios y jardines limpios;
Desmalezar terrenos baldíos, tapar los orificios del hogar por donde puedan ingresar los roedores;
Eliminar basura y escombros, acondicionarlos para que no se transformen en refugio de roedores y colocar la basura en recipientes con tapas ajustadas taparla.

Hantavirus

El hantavirus es un virus que se transmite principalmente a través de la inhalación de saliva, orina y excremento de roedores infectados. Las personas que hayan estado expuestos a los mismos o presenten antecedentes de viaje a Epuyen o Esquel o contacto con personas enfermas con diagnostico confirmado y presenten fiebre alta de comienzo brusco, cefalea, dolor en el cuerpo, dolor abdominal, nauseas, vómitos o diarreas, deben consultar a un establecimiento de salud. Para prevenir se recomienda:
Evitar la convivencia con roedores y el contacto con sus secreciones;
Evitar que los roedores entren o hagan nidos en las viviendas;
Tapar orificios en puertas, paredes y cañerías;
Colocar huertas y leña a más de 30 metros de las viviendas, y cortar pastos y malezas hasta un radio de 30 metros alrededor del domicilio;
Ventilar lugares cerrados al menos 30 minutos antes de ingresar, donde pueda haber excretas de roedores (viviendas, galpones, oficinas y otros espacios que hayan permanecido cerrados por un tiempo) y utilizar lavandina (un pocillo en un balde de agua) para desinfectar. Humedecer el piso antes de barrer para no levantar polvo;
Antes de prender ventiladores y/o aires acondicionados que hace mucho tiempo no se utilizan, limpiarlos con agua con lavandina;
Acampar en lugares abiertos, desmalezados y limpios (camping autorizados), utilizando carpa con piso y cierre;
Desratizar antes de desmalezar;
Realizar tareas rurales con protección de ropa y calzado adecuados.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios