Edición Impresa, Política

Inédita y millonaria multa por monopolio

Telefónica y los accionistas italianos de Telecom deberán pagar $241 millones.

Telecom Italia no informó que había pasado a manos de Telefónica de España.
Telecom Italia no informó que había pasado a manos de Telefónica de España.

El gobierno nacional aplicó ayer una inédita multa de 241 millones de pesos a Telefónica de España y a accionistas de Telecom Italia, a quienes acusa de no haber informado sobre una operación de venta que derivó en posición dominante en el mercado de telecomunicaciones local. El anuncio de la multa, una de las más fuertes de los últimos años, lo hizo el ministro de Economía, Amado Boudou, en el marco de una conferencia de prensa convocada para anunciar la medida. Boudou informó que el castigo se basa en que los italianos y Telefónica de España todavía no vendieron su participación en Telecom Argentina, como dictaminó la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia ante la comprobación de que con la compra de Telecom Italia por parte de la multinacional con cabecera en Madrid se conformaba a nivel local un monopolio privado. Dicha operación en su momento tampoco fue informada, lo que ocasionó el castigo económico.

Los italianos y Telefónica de España no notificaron sobre la operación de concentración de ambos en Telco, una sociedad controlante de Telecom Argentina. Si bien Telecom Italia ya inició el proceso para concretar la venta de la mitad de Telecom Argentina, el gobierno dijo que no se cumplieron los plazos que la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia había exigido, dictados en septiembre.

El Ente Regulador notificó a Telefónica de España y a Telco (compuesta por los españoles e italianos) que debían vender su parte en Telecom Argentina.

La decisión fue apelada en la Justicia, pero igual Telecom Italia contrató al banco de inversión Credit Suisse para que llevara adelante la venta, y se presentaron varias ofertas que van desde 600 a 1.000 millones de dólares.

Entre los interesados está Eduardo Eurnekian, dueño de Corporación América, que contaría con las mayores chances para quedarse con esa participación.

En las últimas jornadas las acciones de Telecom subieron hasta un 12 por ciento bajo la presunción de que algo importante iba a pasar, pero tras el anuncio de la multa bajaban ayer hasta un 3 por ciento.

Al anunciar la medida, el ministro de Economía señaló que cuando se produjo esa compra “no se comunicó a la autoridades de defensa de competencia de la Argentina”.

“Es necesario que se denuncien estas fusiones porque se determinan cuáles son los cupos de posición de mercado”, dijo el ministro que aclaró que el mecanismo de desinversión “es un cambio de titularidad y no se desarma la inversión, para que nadie pueda hacer abuso de mercado”.

Agregó que la medida se realiza “para que no haya una posición dominante en el mercado, con precios más altos para obtener beneficios extraordinarios más altos”.

“Se procedió a aplicar una multa sobre las empresas argentinas que han cambiado titularidad, vía esta adquisición internacional dentro de nuestro país”, vinculadas con la fusión de ambas compañías telefónicas, explicó el jefe del Palacio de Hacienda.

“Nosotros pensamos que el Estado tiene un rol que cumplir en cuanto a cuidar que se mantengan los niveles de competencia”, amplió el ministro al fundamentar las multas aplicadas por el gobierno.

Así las cosas, Boudou informó cómo se conformó la millonaria multa: 104.692.500 pesos es la pena a Telefónica Argentina; para Mediovanica SA la multa es de 17.437.000; para Intesa San Paolo SCA, de 17.649.000; para Assicurazione Generali SCA de 43.414.500; al Grupo Sintonia de 17.264.00 y a la firma Pirelli una multa de 35.520.000 pesos.

El ministro apuntó que la fusión internacional “provoca que en la Argentina, quien es propietario de Telefónica Argentina, sea propietario del 50 por ciento de Telecom Argentina, quedando con una posición muy fuerte dentro del mercado telefónico de país”.

El ministro recordó que en agosto de 2009 se había fijado un cronograma para que la empresa Telefónica de España se desvinculara del 50 por ciento en Telecom Argentina.

“Como hasta el día de la fecha no se ha producido ningún movimiento en ese sentido después de cuatro meses, por lo tanto lo que hemos decidido es fijarle un cronograma a partir del mes de febrero”, indicó.

Boudou sostuvo que el gobierno fijó ese proceso de desinversión y cambio de titularidad de acciones “para que no sea una sola empresa en el mundo la propietaria del 100 por ciento de Telefónica de Argentina y del 50 por ciento de Telecom Argentina, provocando una posición dominante dentro del mercado telefónico”.

“La medida tiene que ver con la defensa de los consumidores y de los usuarios, para que no sean sometidos a prácticas monopólicas”, concluyó el ministro.

Comentarios