Policiales

Juicio a Los Monos

Incorporaron testimonio de socio de Demarre asesinado

Oscar “Piqui” Aguirre fue herido de muerte por ocho disparos en marzo de 2014 y falleció un mes después.


Oscar “Piqui” Aguirre fue herido de muerte por ocho disparos en marzo de 2014 y falleció un mes después. Lo atacaron cuando arreglaba su auto en la puerta de su vivienda ubicada en pasaje 1845 al 600, donde había una custodia policial que ese día no estaba. Fue testigo en la causa y su testimonio fue incorporado este miércoles por lectura en el debate.

Luego del crimen de Diego “Tarta” Demarre, en una declaración producida en septiembre de 2013, Aguirre dijo que él era socio de Gustavo Benavente (asesinado en septiembre de 2011 en la Villa del Tanque), quien lo acercó a Demarre. Éste le preguntó si quería quedarse a cargo de la disco “porque no quería renegar más”, unos meses antes del crimen de Claudio “Pájaro” Cantero, ocurrido en la madrugada del 26 de mayo de 2013. Añadió que le pagaba seis mil pesos por semana, desde octubre de 2012, para regentearlo. Dijo que iba a la casa de Demarre y le dejaba el pago a su empleada doméstica. Afirmó que Tarta no iba mucho al boliche pero que ese sábado lo vio entre las 3 y las 6 de la madrugada (del domingo). Aguirre dice que un patovica le contó que habían matado al Pájaro, pero no le creyó porque había gente allegada a los Cantero dentro de la disco y no veía movimientos raros. Aunque luego decidió cerrar al confirmar la versión de que “uno de los Cantero” había sido baleado en el exterior.

En la mañana del 27, día del crimen de Demarre, dijo haber ido a la seccional 26ª y luego a Tribunales junto con algunos de sus empleados: un lavacopas, el DJ y un cuidacoches (todos declararon este miércoles) y una cuarta persona a la que no identificó. “Estaban Diego y la señora” en Tribunales, afirmó. “Hablamos de cualquier cosa. No dijo nada en particular y en un momento dijo que se tenía que ir”, añadió. Un rato después alguien le informó que habían matado a Demarre.

Aguirre también dijo que Guille Cantero no iba nunca a la disco y que Pájaro y Monchi (Ramón Machuca, también enjuiciado por asociación ilícita y recientemente procesado por el homicidio de Demarre) concurrían por lo general los viernes y sábados.

“No se puede identificar”

El entonces jefe de la sección Informática de la UR II declaró este miércoles sobre una filmación que tomó el momento del crimen de Diego Demarre, frente a la vivienda de Seguí y Maipú. Al leerle el defensor Fausto Yrure la conclusión del informe producido por un subalterno del testigo, donde se sostenía que “no se ve una imagen clara y nítida” de la secuencia, dijo que concuerda con esa conclusión. “No se puede identificar a la persona” que aparece gatillando.

Si te gustó esta nota, compartila