El Hincha, fpt

Descontento de los y las hinchas

Incorporaron cláusula de rescisión en el contrato de Cristaldo, denunciado por violencia de género

La llegada de Jonatan Cristaldo al plantel que conduce Frank Darío Kudelka generó polémica en el Parque. La denuncia por violencia de género que tiene el delantero llevó el rechazo de cientos de hinchas rojinegros que se manifestaron en contra de su incorporación


La llegada de Jonatan Cristaldo al plantel que conduce Frank Darío Kudelka generó polémica en el Parque. La denuncia por violencia de género que tiene el delantero llevó el rechazo de cientos de hinchas rojinegros que se manifestaron en contra de su incorporación en redes sociales.

Cristaldo fue denunciado por su mujer en noviembre de 2019 por violencia física. En aquel momento, la Justicia determinó dictar una restricción perimetral de 300 metros por 150 días y le brindó a la víctima un botón antipánico. El jugador, que formaba parte de Racing, fue separado por 5 días y luego volvió a trabajar con el plantel y jugó gran parte de los partidos de la Copa Maradona.

Pero con su llegada a Newell’s, la polémica se trasladó de Avellaneda a Rosario. Desde la peña Anna Margarita, sostuvieron: “No queremos violentos en el club”. “Estamos del lado de las pibas, siempre”, afirmaron en el comunicado que publicaron en las redes sociales cuando la incorporación del jugador era solo un rumor.

“Hay que tomar una postura ideológica y política fuerte, determinante, que tenga que ver con la historia institucional. Newell’s es un club que nace como escuela con una pareja de maestros al mando. No podemos permitir decirnos bielsistas y después permitir que lleguen jugadores con causas por violencia”, señaló Eva Gaido, presidenta de la Peña.

Y continuó: “La Justicia no se expresa en estas causas con la misma vehemencia y velocidad que en otras situaciones. No hay que esperar que se dicte una sentencia para tomar una postura. No queremos violentos en el club. Nuestros compañeros varones plantear separar lo personal de lo profesional y para nosotros lo personal es político”.

“Buscamos que estos hechos no queden en el ámbito privado sino que haya una valoración por parte de los clubes”, agregó Gaido y opinó que “el club tiene que tomar medidas en la confección de los contratos para no renovar o desafectar a los jugadores que son violentos”.

Comunicado de la Secretaría

Confirmada la llegada de Cristaldo por un año y a préstamo al club del Parque, la Secretaría de Género y Diversidad, creada en 2020, informó a través de un comunicado que el contrato del jugador, y todos aquellos que se hagan de ahora en adelante, contará con una Cláusula de Rescisión “en caso de que la Justicia se expida y determine su culpabilidad en la causa por la que se lo investiga”. Además, informaron que deberá capacitarse de forma obligatoria en ley Micaela, que estará a cargo de profesionales de la secretaría de Género y Derechos Humanos de Rosario.

La medida imita lo hecho en Vélez cuando se incorporó a Ricardo Centurión, también denunciado por violencia de género. En aquel entonces, el Área de Género del club de Liniers se manifestó en contra de la incorporación del jugador y propuso incluir la cláusula.

La inclusión de la cláusula en el contrato de Cristaldo fue uno de los puntos que se discutió al negociar su incorporación, y el jugador aceptó las medidas propuestas por la Secretaría de Diversidad y Género, que a la vez aprovechó la situación para extender la medida a cada uno de los contratos que se firmen en el Parque desde ahora.

¿Qué pasa en los clubes?

Son muy pocas las instituciones deportivas que cuentan actualmente con Protocolos de prevención y actuación en violencia de género. En Rosario, tanto Newell’s como Central lo tienen. También cuentan con Áreas de Género y Diversidad, que permiten poner en debate asuntos que antes sólo se remitían al ámbito privado. Más importancia toma el rol de las áreas, cuando buscan ser transversales a la institución en general. Y más aún, cuando son clubes de fútbol, donde la violencia machista está profundamente instalada. Muchas trabajan en soledad, con poco o nulo apoyo de las comisiones directivas.

En Vélez, primer club en crear el Área de Género, el martes pasado se decidió reincorporar al plantel a los futbolistas Miguel Brizuela y Thiago Almada, denunciados por abuso. Los jugadores habían sido separados, luego de la denuncia por abuso en diciembre de 2020 en una fiesta clandestina. Desde el club, aplicaron el protocolo, pero el pasado martes decidieron reincorporarlos. “Habiéndose generado modificaciones sustanciales en virtud de la incorporación de nuevas pruebas, pericias y testimonios, en el marco de la investigación penal preparatoria, instruida por la Unidad Funcional especializada en Violencia de Género del Departamento Judicial de San Isidro, se ha determinado reincorporar al plantel profesional a los futbolistas Thiago Almada y Miguel Brizuela, quienes quedan a partir de hoy, a disposición del Cuerpo Técnico”, publicaron en un comunicado oficial.

Inmediatamente después, el área de género aclaró que “en conformidad con las actuaciones judiciales, realizamos recomendaciones, pero todas las resoluciones son a cargo de la comisión directiva”.

 

Comentarios