Ciudad, Política

Ciudad bajo humo

Incendios en las islas: fiscal intenta identificar a personas presentes en los últimos focos

Así lo afirmó el fiscal Claudio Kishimoto. Buscan poder imputar responsables por los hechos que tienen en vilo la salud de los rosarinos por el permanente aire contaminado por el humo del fuego


Este miércoles el fiscal federal subrogante de Victoria, Claudio Kishimoto explicó cómo avanza una causa donde intentan determinar a las personas involucradas en los recientes incendios en las islas frente a la ciudad de Rosario.

“A raíz de acontecimientos de las últimas dos semanas tomé la política de diferenciar estos hechos – por la urgencia que confieren – de los que ya estaban en la causa, que acumula hechos desde 2020” introdujo. Es por eso que, contó, tomó una serie de medidas para llegar a la identificación de los responsables de los focos de fuego recientes “para ver si podemos localizar la presencia de determinadas personas en esos terrenos, uno o dos días antes de los incendios. Eso podría darnos un común denominador que ayude a profundizar la investigación y llegar a una imputación concreta”.

Desde abril, Kishimoto tiene a su cargo la causa 840 que involucra a la todas las denuncias hechas desde 2020 y que se está tramitando en el fuero federal de Paraná pero con intervención permitida de la fiscalía de Victoria.

El fiscal compartió esta información en diálogo con LT8: “Un ingeniero agrónomo que está asesorando a algunos productores ganaderos me sugirió que como los lotes no están cercados y el viento hizo desplazar el fuego, no se podría imputar a personas dueñas de campos que se incendiaron después de que el fuego se iniciara en campos de otros”.

Al mismo tiempo “se presentaron espontáneamente dos personas que anteriormente fueron imputadas en la causa, pero hasta que no pueda determinar en carácter de qué se les puede tomar declaración, no voy a intervenir en ese punto. Necesito cotejar otros elementos probatorios para saber si hay nuevos actores en los últimos episodios”.

En relación al marco jurídico para abordar el caso, dijo: “Recurrimos a la figura del artículo 186 del Código Penal, que es la de incendio intencional, que es grave y tiene penas de prisión de entre 3 y 10 años. Pero hay que probar esa hipótesis”.

Por último,  explicó que “desde el derecho penal se discute mucho la lógica que se quiere establecer acerca de que el productor quema pastos para que éstos reverdezcan en primavera y puedan alimentar a sus cabezas de ganado”: “La teoría indica que los ganaderos no pueden beneficiarse si el campo está totalmente quemado porque el ganado no puede consumir ese producto. pero tendríamos que ver la acción de los puesteros, porque quizás la idea original pudo ser la de quemar controladamente, pero después se fue de las manos”.

Comentarios